martes, 6 de abril de 2010

Parásitos causan inflamaciones


Margarita Bernal y Margarita Rake

Acabamos de regresar del XXXII Curso de Bioenergia en Quito, en febrero pasado, donde el Dr. Isaac Goiz Durán, creador del par biomagnético, nos ha enseñado sus últimos descubrimientos entre los que se encuentra un parásito, Babessia, que lo tenemos muchos de los peruanos por nuestro tipo de alimentación. Este parásito se encuentra en el pescado crudo, en los deliciosos cebiches y tiraditos. Los parásitos como su nombre lo dice no pueden vivir solos, en el caso del organismo humano necesitan de una bacteria para vivir.
Esto hace que se alimenten de la bacteria que en ese momento tenga una persona y se acentuén las dolencias y produzcan emfermedades. Vemos como en el caso de una persona con fuertes dolores en las articulaciones se encuentra la bacteria causante de la artritis alimentando el parásito y ocasionando trastornos en el organismo. Así como en la gastritis o ardores estomacales encontramos la bacteria de Helicobacter Pilori asociada al parásito causando fuertes dolores a la boca del estómago, flatulencias, etc. Se pueden tratar muchísimas dolencias dependiendo qué bacteria esté alimentando al parásito Babessia.

Bases del biomagnetismo medicinal o teoría del par biomagnéatico
Resumiendo someramente recordaremos que los elementos fundamentales sobre los que se basa el tratamiento del par biomagnético son el PH del organismo, el papel que juegan en él los microorganismos en la aparición de enfermedades, la existencia de una serie de puntos energéticos en el cuerpo que están relacionados entre sí -como los dos polos de una pila.- y el uso de campos magnéticos provocados por imanes de una potencia superior a 1.000 gauss.
Como ya explicamos anteriormente, cada órgano y tejido del organismo tiene un grado de acidez o alcalinidad. Y el pH global del mismo se sabe midiendo la concentración de hidrógeno -es decir, el potencial de hidrógeno, lo que abreviadamente conocemos como pH- . Se trata de un dato útil porque la mayoría de las personas enfermas tienen un exceso de iones electropositivos (toxinas, radicales libres...) que acidifican las células, los órganos, la sangre y las secreciones. Así como la acidificación orgánica crea el hábitat para desarrollar virus y hongos, la alcalinidad hace que se alojen bacterias que alimentan a los parásitos, ambos son la auténtica raíz de todas las enfermedades.

¿Cuál es el tratamiento?
El uso de campos magnéticos provocados por imanes de una potencia superior a 1.000 gauss. imanes para el restablecimiento de la salud, que al estabilizar el potencial de hidrógeno de nuestros órganos, destruye y elimina los virus, bacterias, hongos y/o parásitos que son el origen y la causa de las enfermedades.
Nos preguntarán, ¿Cómo es posible reconocer o detectar enfermedades que aún no han presentado síntomas.
Gracias a los largos años de dedicada y exhaustiva investigación del Dr. Isaac Goiz Durán, médico mexicano, quien al descubrir el par biomaganético en 1988 estableció que las enfermedades se producen por la alteración del pH (potencial de hidrógeno) y que de acuerdo al lugar donde se hubieran alojado los virus y las bacterias se producen los distintos tipos de enfermedades.
Para tal objetivo, el Dr. Goiz creó un mapa corporal, en el cual se indica la ubicación de los pares biomagnéticos, los nombres de los virus o bacterias y la enfermedad que puede causar o producir. Esta información más el conocimiento adquirido por el terapeuta en biomagnetismo medicinal ayuda a determinar la patología del paciente en la primera sesión.
Es por esto que en una forma sencilla, rápida, no invasiva y eficaz se puede aliviar, detener y hasta curar enfermedades, a veces hasta en solamente una sesión. Es importante resaltar que como tratamiento preventivo se pueden encontrar enfermedades que aún no han comenzado a mostrar sus síntomas.

Fuente:Diario El Tiempo
Publicar un comentario