jueves, 11 de febrero de 2010

Una adolescente de 13 años aparenta más de 50


Zara Hartshorn es una adolescente británica de 13 años, pero que aparenta más de 50 ya que tiene la cara llena de arrugas y la piel descolgada. Zara tiene una enfermedad congénita que le ocasiona lipodistrofia.

La lipodistrofia es una alteración del tejido graso. Una de sus formas de manifestación es la ausencia total o parcial del mismo en cualquier zona corporal.
En el caso de Zara; la lipodistrofia la hace aparentar muchos más años de los que tiene. Ella misma ha declarado: "Veo como me cuelga la piel. Me siento como una joven atrapada en un cuerpo de una vieja". La joven no puede llevar una vida normal. Cada vez que sube al autobús o va al cine y pide un ticket infantil, la miran de forma extraña pensando que se trata de una broma.

Zara ha contado el acoso escolar y los insultos que recibe de sus compañeros. "La gente me llama "mono" y "abuela", "a veces tengo que meterme en el baño para llorar". Su madre, Tracey, que también padece la misma enfermedad, la comprende muy bien ya que se vio obligada a dejar los estudios porque no soportaba las burlas.
La lipodistrofia puede tratarse con infiltraciones de tejido graso del propio paciente o incluso con otro tipo de rellenos como el ácido hialurónico. En el caso de Zara, ya se ha sometido a varias intervenciones que no han dado los resultados esperados.
Fuente: La Revista de cirugía Estética
Publicar un comentario