viernes, 5 de febrero de 2010

REFLEXION PARA HOY (DIA 37)


"Porque donde está vuestro tesoro, allí estará tammbién vuestro corazón".
Lucas 12:34


¿Alguna vez hs explorado el vínculo que hay entre lo que dices que amas y la inversión que haces para probarlo? Cuando fui padre, un hombre de Dios mayor que yo me recordó la manera en que los niños deletrean el amor: t...i....e....m...p....o "En la mente de un niño", me dijo, "existe una conexión entre alquien que dice que los ama y alquien invirtiendo en ellos".

Jesús enseñó lo mismo. Hay un vínculo entre lo que invertimos y lo que realmente amamos.

Déjame hacerte una pregunta ¿alguna vez has dicho, "amo la natación" o amo la equitación o "amo viajar" Aún así al chequear el calendario y tu chequera observas que nos has invertido en esas areas por años. Obviamente, no amamos algo profundamente a no ser que haya una inversion correspondiente. ¿Porqué? Porque tu corazón (tu vida y amor) y tu tesoro (inversiones) estarán unidos entre sí.

Cuano Kim y yo saliamos en la escuela secundaria, mis finanzas eran muy limitadas, pero yo amaba a Kim. ¿Que crees? Reunia todo el dinero que podia para invitarla a salir para comprarle algo bonito; para demostrarle que la amaba. ¿porque? Porque el corazón (la vida y el amor) y el tesoro (inversiones) siempre van a estar muy cerca el uno del otro.

Aquí hay un punto para considerar:

¿Podría alquien evaluar las inversiones de su tiempo, tu dinero y habilidades y concluir que el Señor y su causa están cerca de tu corazón? Si invertimos en el reino, nuestro corazón se acercará más al Señor. ¿Porque? Porque tu corazón (tu vida y amor) y tu tesoro (inversiones) siempre van a estar muy cerca el uno del otro.

ORACION:

Padre amado: ayudame a amarte con toda mi alma, con toda mi mente, con todas mis fuerzas, invirtiendo mi tiempo y todo lo que has puesto en mis manos para que tu obra crezca en medio de los tiempos, en el nombre de Jesús. Amén.
Publicar un comentario