martes, 9 de febrero de 2010

Los secretos del envejecimiento


Aislaron un gen que acelera los síntomas de la vejez. Dicen que identificarlo a tiempo puede ayudar a prevenir enfermedades.

Por: the guardian. especial

Científicos británicos lograron aislar un gen que parece determinar la velocidad con la que envejece nuestro organismo. Es la primera vez que se establece una relación entre el ADN y la duración de la vida humana. El decubrimiento podría tener un profundo impacto en la salud pública y supone una fuerte esperanza respecto de la aparición de medicamentos que prevengan el desgaste biológico que está detrás de enfermedades relacionadas con la edad, como las dolencias cardíacas y determinados tipos de cáncer.

Los individuos a los que un análisis de esta variante del gen les dé positivo a sus veinte y pico de años podrían comenzar a recibir medicamentos para controlar el colesterol y ser alentados a realizar actividad física, comer sano y no fumar.

Si bien no es probable que este hallazgo conduzca a medicamentos que prolonguen de forma considerable el tiempo de vida, los médicos coinciden en que podría ayudar a extender la vida de aquellos pacientes cuyos genes los hacen susceptibles de morir jóvenes.

Esta investigación ofrece el tipo de comprensión sobre la biología del envejecimiento que nunca hasta ahora había surgido como resultado de otras estrategias que se jactan de prolongar el tiempo de vida, como consumir grandes cantidades de antioxidantes o seguir una dieta con muy pocas calorías.

"Esto podría ayudarnos a identificar a aquellos pacientes que tienen mayor riesgo de contraer enfermedades de modo de poner más atención en ellos" observó el profesor Nilesh Samani, cardiólogo en la Universidad de Leicester, que lideró esta investigación.

Este trabajo pone de relieve la diferencia entre edad cronológica y edad biológica. Esta última se ve condicionada por nuestra conformación genética y por factores que tienen que ver con el estilo de vida, como la dieta que se sigue y si uno fuma. Dos personas nacidas el mismo año pueden tener edades biológicas con una diferencia de diez años.

El equipo liderado por Samani y el profesor Tim Spector del King's College, de Londres, descubrió que una secuencia común de ADN estaba fuertemente vinculada con la edad biológica de una persona.

Aparecido en la publicación Nature Genetics, este estudio tuvo su origen en la gran diferencia de edades con la que la gente contrae enfermedades consideradas propias de la tercera edad.

"Veo pacientes con ochenta y pico de años que sufren de hipertensión y tienen arterias coronarias sanas, y gente de cuarenta y pico sin factores de riesgo en apariencia, pero que aún así sufren de dolencias cardíacas avanzadas. Pensamos que estas variaciones deben tener algo que ver con el envejecimiento prematuro", continuó Samani.

La mayoría de las células de nuestro cuerpo contienen largas moléculas de ADN llamadas cromosomas que cuentan con capas protectoras en ambos extremos llamadas telómeros. Cada vez que una célula se divide, los telómeros se acortan. Cuando los telómeros se acortan demasiado, la célula comienza a funcionar mal y a mostrar señales de envejecimiento.
Fuente:Clarín.com
Publicar un comentario