martes, 9 de febrero de 2010

LA MUJER DOMINICANA EN LA POLíTICA

La participación de la mujer en la actividad política, en sus diferentes corrientes partidarias e ideológicas, constituye un valioso aporte en la tarea de gobernar el Estado en beneficio de la sociedad. Se ha interesado la mujer en participar en esta dinámica al igual que en muchas otras faenas, a tal punto que pareciera querer borrar ese oscuro periodo de la historia cuando estuvo relegada a un segundo y tercer plano en la historia de la humanidad.

Es la misma historia la que nos ha mostrado que la lista de mujeres destacadas y/o importantes ha ido creciendo con el tiempo. María de Nazaret, Cleopatra, Isabel La Católica, la madre Teresa de Calcuta, Eva Perón, Margaret Thatcher... Michelle Bachellet, Ángela Merkel, Hilary Clinton y Nancy Pelosi, para solo citar algunas.

Lo mismo podemos decir de la participación de la mujer dominicana en el quehacer político-social. El número ha ido creciendo en dirección a fortalecer el proceso democrático, y sus frutos son cada vez mas interesantes. Celebramos con jubilo que en la República Dominicana se estén superando y eliminando los condicionamientos históricos, las barreras socioculturales, prejuicios y estereotipos que asignan a las mujeres responsabilidades, saldos y compromisos entendidos y concebidos como femeninos.

Nuestra ovación está motivada, no en la cantidad, sino en las excelentes condiciones y óptimos atributos percibidos en las mujeres que hoy participan en las lides políticas, puntualmente en el momento electoral, con miras al evento democrático que debemos celebrar el próximo 16 de Mayo; momento en el cual el pueblo dominicano tiene el derecho, el deber y el compromiso de elegir las autoridades congresuales y municipales que dirigirán la Nación durante los próximos seis años.

Esta nota es un aplauso a la mujer que progresivamente ha decidido incidir en la política, un ejercicio que hasta hace poco tiempo estuvo reservado al hombre. Reconocemos que la participación de estas es elevada y ha seguido un patrón de incremento, pero es obvio que sigue siendo marcadamente inferior a la de los hombres.

Un vistazo rápido al espectro femenino en las boletas de los principales partidos del sistema político nacional habla muy bien de la calidad. Alexandra Izquierdo, Milagros Ortiz, Cristina Lizardo, Rafaela Alburquerque, Peggy Cabral, Amarilis Santana... algunas de las que están en el tablero de las candidaturas del momento. Estas grandes damas son reales exponentes de la lucha continua del acceso de la mujer a las estructuras de poder, son verdaderos ejemplos.

La lista podría ser mas larga. Y aunque hay quejas de que no se cumple la cuota legal del 33%, la mujer dominicana ha estado presente cada vez con mayor fuerza, aportando al proceso democrático una activa participación en la política partidaria como vía de acceso al poder político. Es el fenómeno de la mujer en la política. ¡Invitamos a votar por ellas!
Fuente: Diario Libre.com
Publicar un comentario