viernes, 5 de febrero de 2010

CRISTO ESTA A LA PUERTA


Zacarías 12:9-14
9 Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén.
10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.
11 En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido.
12 Y la tierra lamentará, cada linaje aparte; los descendientes de la casa de David por sí, y sus mujeres por sí; los descendientes de la casa de Natán por sí, y sus mujeres por sí;
13 los descendientes de la casa de Leví por sí, y sus mujeres por sí; los descendientes de Simei por sí, y sus mujeres por sí;
14 todos los otros linajes, cada uno por sí, y sus mujeres por sí.

Este pasaje bíblico trata sobre uno de los sufrimientos inmerecidos que padecería el Mesías, esta vez ya después de morir; y sobre lo que sucederá en la Segunda Venida de Cristo.El texto habla claramente que Jehová, es decir Jesucristo como segunda persona de la trinidad, regresará visiblemente a la tierra en juicio.Esto será en la Batalla de Armagedón al final de la Gran Tribulación.

Esta interesante profecía es de doble cumplimiento siendo a la vez mesíanica y apocalíptica.La primera parte de la profecía tuvo su cumplimiento en el gólgota:

Jn.19:31-37

31 Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí. 32 Vinieron, pues, los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con él.
33 Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.
34 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.
35 Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.
36 Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo.
37 Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.


Es impactante como todo lo escrito sobre Cristo se cumplió al pie de la letra.La parte final de Zacarías 12:10 se cumplirá en la Segunda Venida de Cristo, esto bien lo detalla el Apocalipsis:

Ap.1:7

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él.Sí, amén.


Las profecías sobre el Mesías se cumplieron en Jesús, por lo tanto no hay razón para dudar de que también Cristo vendrá por su Iglesia.

Autor: Angel Luis González
cristoestaalaspuertas.blogspot.com
Publicar un comentario