miércoles, 27 de enero de 2010

Muerte y destrucción por torrenciales lluvias en Perú


Lima.- Ocho muertos, 50 heridos y más de siete mil hectáreas de cultivos arrasadas arroja hoy un balance parcial de las torrenciales lluvias y los avalanchas que afectan a la región sur andina peruana de Cusco.

Las consecuencias de lo que un diario local llama diluvio incluyen medio centenar de heridos, tramos de carreteras y puentes destruidos y decenas de ciudades y pueblos anegados, así como más de mil 500 turistas aislados cerca de las ruinas de Machu Picchu.

Mientras los visitantes, en su gran mayoría extranjeros, eran evacuados en helicópteros de las fuerzas armadas, la radioemisora RPP informó que una turista argentina murió en circunstancias no precisadas

Sólo en las últimas horas hubo cuatro muertos, entre ellos uno por un accidente de carretera causado por un alud, y el pasado domingo los tres miembros de una familia fallecieron al derrumbarse su casa de barro por una inundación.

El gobierno declaró en emergencia a la región de Cusco y la contigua de Apurímac por 60 días, para afrontar la situación y reparar los daños causados por las lluvias, inundaciones y avalanchas.

También envió a Cusco a una delegación encabezada por el primer ministro, Javier Velásquez.

El presidente de la Asociación de Agencias de Turismo de Cusco, Marco Ochoa, informó que la carástrofe causa a esa actividad pérdidas diarias de 750 mil a un millón de dólares.

Ochoa dijo que ese perjuicio está dado sólo por la interrupción de los viajes de la ciudad de Cusco al santuario inca de Machu Picchu, principal destino turístico del país, debido a que las inundaciones y avalanchas han interrumpido la vía férrea, única ruta existente.

El Servicio Nacional de Meteorología informó que las precipitaciones continuarán en los próximos días y que se trata de la temporada de lluvias más intensa en al menos 15 años.
Fuente: Prensa Latina.
Publicar un comentario