jueves, 31 de diciembre de 2009

ULTIMO DIA DEL AÑO 2009


Hoy es el ultimo día del año 2009, y nos toca primeramente darle gracias a nuestro Poderoso y Eterno Dios, el que nos ha cuidado y sustentado durante este año, el que ha peleado por nosotros, el que ha suplido todas nuestras necesidades, el que ha sanado nuestras dolencias, el que nos ha sostenido en medio de las pruebas y la adversidad, gracias a El todavía estamos aquí. A el le ha placido que todavía estemos en este mundo para cumplir sus propósitos en nosotros.

Démosle honra y gloria a EL en este y todos los días de nuestra vida y ofrezcamos nuestros cuerpos como sacrificio vivo delante de El. Solamente El merece la gloria, por que todo es por EL y para EL.

Que nuestros propósitos para el año 2010 sean agradarle a EL haciendo su voluntad expresa en su Santa y Divina Palabra La Biblia. Que su amor llene nuestros corazones para que podamos ser luz y sal de la tierra, que podamos representarle dignamente, ser testigos de su gloria.

Debemos pensar en ser mejores cada día, somos los instrumentos que Dios va a usar para ejecutar sus planes. ¡Cuan agradecidos debemos estar que haya puesto su mirada en nosotros!

Muchas vidas se han ido en este año, unos se fueron con Cristo porque abrieron sus corazones a su llamado, otros lamentablemente endurecieron sus corazones y no aceptaron el regalo gratuito de la salvación. Nos toca a nosotros llevar su mensaje de salvación a toda criatura para que su sangre no caiga sobre nosotros.

Nos toca reflexionar sobre aquellos que estaban con nosotros en este año y ya partieron, aquellos a los cuales conocimos y no les dimos el mensaje de las buenas nuevas, y hacernos el firme propósito de que ninguna vida a nuestro alrededor nos pase desapercibida sin que le prediquemos a Cristo.

Nosotros no sabemos cuando es el día de la partida de ninguno, por tanto, debemos vivir cada día convencidos de que podría ser el último.

Amados si hemos sido apáticos, egoístas, perezosos para hacer lo que el Señor nos ha mandado, pidamos perdón y cambiemos nuestra actitud. Ahí es donde mostramos el amor de Jesús, cuando nos amemos los unos a los otros como El nos amó. El amor no es indiferente ante el dolor ajeno, el amor no es egoísta, ¿Cómo podemos decir que amamos a Dios y no nos duele que las almas se pierdan?

La venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo está cerca ¿Que le vamos a entregar ¿
¿Iremos con las manos vacías? ¿En que hemos utilizado nuestro tiempo? ¿Hemos administrado fielmente todo lo que El ha puesto en nuestras manos?

QUE DIOS TODOPODEROSO, ADONAI, ELOHIN, EL SHADAI, EL GRAN YO SOY, LES SIGA BENDICIENDO, Y QUE EL AÑO 2010 SEA UN AÑO DE COCECHA PARA EL SEÑOR, QUE SUS PROPOSITOS SE CUMPLAN EN NOSOTROS. AMEN, AMEN.
Publicar un comentario