viernes, 11 de diciembre de 2009

REFLEXION PARA HOY (DIA 30)


"Mi carne y mi corazón desfallecen;mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre". Salmo 73:26

Alguien que haya sido cristiano por mas de una semana sabe que Dios nunca promete una vida libre de problemas. Aveces "ser bueno" y haciendo "lo correcto" parece no dar una buena paga. Apesar de lo que hagamos, los problemas y fracasos continuan viniendo.

Cuando los problemas selevantan en nuestras vidas, crean dudas e interrogantes. No estoy hablando acerca de un juego de preguntas y respuestas sino que de de esta maraña de problemas, surgen pensamientos de confusión y disturbio que se asientan profundamente en nuestra alma. Es en los momentos de crisis donde nuestras creencias internas son desafiadas y nos forzamos a buscar la fortaleza en algún lugar.

Ahora mismo puedes estar enfrentando un evento devastador como la pérdida de tu trabajo, una gran pelea con tu esposa o saber que tu hijo consume drogas. Estos problemas rapidamente corroen nuestra confinza porque hemos trabajado tan duro pra hacer lo correcto. Se cumplen nuestros mas grandes temores porque nos sentimos fracasados. Como un dolor de muelas, la duda se convierte en nuestra compañera constante de dolor. Al mirar hacia dentro, empezamos a buscar a otros y nuestra frustración se multiplica. Vemos personas que no se interesan por Dios, y viven una vida sin mayores problemas. No es sorprendente ver que al comienzo de este salmo, el salmista clama:"verdaderamente en vano he limpiado mi corazón". (Versiculo 13).

En medio de la duda, la conmfusion se asienta y es aqui donde nos abrimos para aprender. Si te encuentras en duda, quiero animarte para que le preguntes a Dios que es lo que está tratando de enseñarte.

ORACION:
Señor enseñame a vivir con tu fuerza, ayúdame a entender lo que quieres enseñarme, gracias Señor, en el precioso nombre de Jesús. Amén.
Publicar un comentario