jueves, 31 de diciembre de 2009

ITALIA: un patrón generoso

Marco Colombo, 38 años, dueño de una pequeña empresa metalúrgica de Turbigo, en el norte de Italia, tuvo la suerte de ganarse un millón de euros en la lotería y sus empleados la suerte de tenerlo como patrón. En efecto, Colombo repartió más de un tercio del premio entre sus empleados, cumpliendo con la ritual promesa que hacía cada semana: Si gano, reparto. Dicho y hecho. Cada uno de sus cinco empleados recibió 70 000 euros (unos USD 105.000).
Publicar un comentario