martes, 17 de noviembre de 2009

Vuelve a manos de la comunidad judía austriaca una Torah robada por los nazis hace 71 años

NUEVA YORK, (Reuters, EFE / ACPress.net)

Han pasado 71 años desde que la Torah desapareciese de una biblioteca judía en Viena. En la invasión del país por los nazis, muchos objetos de gran valor fueron robados y se estimaban desaparecidos. Pero la Torah de casi 500 años de antigüedad fue devuelta a la comunidad judía de Viena que pertenecía a un ciudadano suizo que tras conocer la historia accedió a devolverla a sus dueños legítimos.

La Torah, que data de 1516, desapareció luego de que los nazis tomaran y sellaran el 9 de noviembre de 1938 la biblioteca de la comunidad judía de Viena. La Fiscalía de Nueva York detalló que a principios de este año la casa de subastas neoyorquina Kestenbaum & Company anunció la celebración de una puja para el 25 de junio de 2009 en la que se encontraba ese libro sagrado como parte del catálogo.

El fiscal neoyorquino Preet Bharara detalló que en la «Noche de los cristales rotos» («Kristallnacht») del 9 de noviembre de 1938, que marcó el inicio del Holocausto, miembros de la Gestapo -servicio secreto nazi- se incautaron de los bienes de la biblioteca de la Comunidad Judía de Viena.

Los bienes incautados fueron trasladados a Berlín, y con la evacuación de la ciudad que tuvo lugar en 1943 parte de ellos fueron sacado del país. Las autoridades estadounidenses informaron a su propietario, un intermediador suizo, de la historia del libro y éste accedió a devolverla a sus legítimos propietarios, según la Fiscalía.

El libro fue devuelto a la comunidad judía de Austria en una ceremonia de repatriación realizada en el Museo del Patrimonio Judío en Nueva York. Se trata de la tercera repatriación de bienes confiscados durante el Holocausto que tiene lugar este año gracias a la colaboración de la Fiscalía neoyorquina y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

«Hace hoy 71 años los nazis llevaron a cabo violentos ataques coordinados contra la población judía, saqueando los lugares donde vivían, trabajaban y se reunían. El paso del tiempo no merma nuestro recuerdo y se ha de devolver a los supervivientes las obras de arte y símbolos preciados que se les robó», apuntó Bharara.

Alrededor de 30.000 judíos que fueron detenidos en la conocida como «Kristallnacht» y serían los primeros en ser enviados a campos de concentración.
Publicar un comentario