viernes, 6 de noviembre de 2009

REFLEXION PARA HOY (DIA 18)


"Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios."
2 Corintios 1:3-4.

"Este ha sido un día horrible, podrido muy malo". Estas palabras del cuento popular infantil suenan muy familiares a nosotros. El personaje de este libro tiene un día memorable. Se levantó tarde para ir a la escuela, tuvo cita con el dentista y le tocó
comer frijoles en la comida,nada resultó bien. ¿Has tendido un día así recientemente?
A veces estos problemas son el resultado de nuestras propias decisiones. En otras ocasiones nos parece que la vida es injusta y tenemos más que la carga normal de problemas. Nuestras vidas están llenas de problemas y llenas de retos. Estos nos abruman fisica y emocionalmente. ¿Qué hacemos?.

Podemos ir a Dios que está lleno de compasión y consuelo. En lugar de ser distante e insensible, Dios está presentee en todos nuestros problemas y desafíos, ofreciéndonos su compasión en tí para los demás. Tendrás un sentidos de empatía y amor por aquellos que se encuentran en problemas.

Hoy ayuda a alquien que esté en necesidad.

ORACION:

SEÑOR GUIAME EN MIS DECISIONES, GRACIAS POR AYUDARME EN TODAS MIS NECESIDADES. POR SER TAN COMPRENSIVO, POR TU INMENSO AMOR. GRACIAS POR PERMITIRME AYUDAR A OTROS, EN EL NOMBRE DE JESUS. AMEN.
Publicar un comentario