martes, 10 de noviembre de 2009

Primer choque naval en siete años entre las dos Coreas


Seúl, 10 nov (EFE).- Barcos militares de las dos Coreas se enfrentaron hoy a cañonazos en las conflictivas aguas del Mar Occidental (Mar Amarillo) en su primer choque naval en siete años, que acerca a los dos rivales de nuevo al conflicto.

Corea del Norte consideró una "grave provocación armada" este suceso, mientras su vecino del sur lo calificó de "intrusión marítima" y llamó a su Ejército a reaccionar con firmeza, pero también con calma, "para que la situación no se deteriore".

El choque armado tuvo lugar a las 11.27 hora local (2.27 GMT) en la línea fronteriza del Mar Occidental, un área disputada entre ambos países que en el pasado reciente registró varios enfrentamientos con bajas.

Según la versión de Seúl, un patrullero norcoreano se adentró más de un kilómetro en aguas surcoreanas y, al avistarlo, un barco militar de Seúl hizo varios disparos de advertencia, a los que el buque norcoreano respondió "atacando directamente".

En una versión diferente, el régimen comunista de Pyongyang aseguró que el patrullero volvía de una misión de reconocimiento cuando "un grupo de barcos de guerra" surcoreanos le alcanzaron y "perpetraron la grave provocación de dispararle", según la agencia oficial KCNA.

Corea del Norte añadió que luego los barcos surcoreanos huyeron "a sus aguas" y reclamó a su rival que se disculpe por la "provocación", indicó KCNA.

El buque surcoreano fue alcanzado por cerca de quince disparos pero no hubo víctimas, mientras que, según Seúl, el barco de Corea del Norte regresó a sus aguas "envuelto en llamas".

Un portavoz militar surcoreano, Lee Ki-shik, dijo en una comparecencia de prensa que su Gobierno lamenta el incidente y precisó que ambos barcos estaban a unos tres kilómetros de distancia cuando comenzó el enfrentamiento, que duró cerca de dos minutos.

Por su parte, el responsable de Inteligencia y Operaciones del Estado Mayor de Corea del Sur, Lee Ki-shik, expresó su "protesta" por la "intrusión" norcoreana y aseguró que el Ejército está "totalmente preparado" para responder "a otras provocaciones".

Según la agencia Yonhap, en lo que va de año Corea del Norte ha atravesado la línea fronteriza marítima en 22 ocasiones, pero ésta es la primera vez en que hay un intercambio de disparos desde 2002.

En junio de aquel año, barcos de guerra norcoreanos dispararon contra buques de Corea del Sur y causaron seis muertos y una veintena de heridos, en un suceso por el que posteriormente Pyongyang se disculpó.

Tres años antes, en 1999, se produjo otro enfrentamiento en la misma zona que acabó con el hundimiento de un barco de Pyongyang y la muerte de unos 80 marinos.
La controvertida Línea del Límite del Norte (NLL), la marca fronteriza en el Mar Occidental, fue unilateralmente establecida por las tropas de la ONU lideradas por EEUU al término de la Guerra de Corea (1950-1953).

Pyongyang, sin embargo, no la reconoce y asegura que la frontera real está varios kilómetros más al sur.

Para algunos analistas, el enfrentamiento de hoy podría ser una prueba de fuerza de Corea del Norte ante la visita del presidente de EEUU, Barack Obama, a Corea del Sur el próximo día 18 como parte de una gira por Asia.

No obstante, un oficial surcoreano de Defensa que quiso permanecer en el anonimato indicó que se está analizando qué hay detrás de lo ocurrido, ya que no se descarta que fuera "una refriega accidental", según la agencia surcoreana Yonhap.

El suceso de hoy se produjo en medio de la expectación por el posible diálogo bilateral entre Estados Unidos y el régimen norcoreano, que se ha mostrado dispuesto a reabrir las negociaciones sobre su desnuclearización en caso de que las conversaciones con Washington sean positivas.

Está previsto que el enviado especial de EEUU para Corea del Norte, Stephen Bosworth, viaje a Pyongyang posiblemente antes de fin de año para iniciar esos contactos bilaterales.

Tras el enfrentamiento de hoy, el Gobierno surcoreano ha instado a sus trabajadores en Corea del Norte a tener "especial precaución" ante el posible aumento de la tensión.

Naciones Unidas, 10 nov (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a los Gobiernos de Pyongyang y Seúl que se contengan al máximo después de que una patrulla naval norcoreana y un buque de la Marina de Corea del Sur intercambiaran disparos en las conflictivas aguas del Mar Occidental.

El portavoz de la ONU, Farhan Haq, dijo que Ban, quien antes de asumir su actual cargo fue ministro de Exteriores de Corea del Sur, sigue de cerca el desarrollo de la tensa situación en la península coreana producto del primer enfrentamiento naval entre los dos países en siete años.

Ban "insta a las dos partes a que se contengan al máximo. Este incidente subraya la necesidad de resolver todos los asuntos pendientes mediante el diálogo y de una manera pacífica", agregó Haq.

El intercambio de disparos entre los dos navíos se produjo a las 11.27 hora local (2.27 GMT) en la línea fronteriza del Mar Occidental (Mar Amarillo), un área disputada entre ambos países que en el pasado reciente registró graves enfrentamientos que se han saldado con la muerte de marineros de ambos bandos.

Según la versión de Seúl, un patrullero norcoreano se adentró más de un kilómetro en aguas surcoreanas y, al avistarlo, un barco militar de Seúl hizo varios disparos de advertencia, a los que el buque norcoreano respondió "atacando directamente".

En una versión diferente, el régimen comunista de Pyongyang aseguró que el patrullero volvía de una misión de reconocimiento cuando "un grupo de barcos de guerra" surcoreanos lo alcanzaron y "perpetraron la grave provocación de dispararle", según la agencia oficial KCNA.

En lo que va de año Corea del Norte ha atravesado la línea fronteriza marítima en 22 ocasiones, pero ésta es la primera vez en que hay un intercambio de disparos desde 2002, aseguró la agencia surcoreana Yonhap.

La controvertida Línea del Límite del Norte (NLL), la marca fronteriza en el Mar Occidental, fue unilateralmente establecida por las tropas de la ONU lideradas por EE.UU. al término de la Guerra de Corea (1950-1953).
Pyongyang, sin embargo, no la reconoce y asegura que la frontera real está varios kilómetros más al sur.
Publicar un comentario