viernes, 6 de noviembre de 2009

Lynce: "Lo mejor para contar manifestantes es hacerlo uno por uno. Y se puede"


Madrid,(EFE).- "Es posible contar las personas que asisten a una manifestación una por una. De hecho es lo que nosotros hacemos", asegura Juan Manuel Gutiérrez, director de Lynce, empresa que por encargo de EFE efectuó el recuento de los individuos que acudieron ayer a la marcha contra el aborto.

Los resultados son muy llamativos. Y sorprendentes para quienes no cuentan sino que estiman o calculan mediante el procedimiento de suponer un número determinado de personas por metro cuadrado.

De hecho, frente a estimaciones de hasta 2 millones de personas y cálculos en torno al cuarto de millón, Lynce ha contado casi 56.000 personas en la manifestación de ayer contra el aborto. Deprimente para los organizadores aunque, para el director de LYNCE, no tiene por qué ser así.

"Que acudan casi 56 mil personas -dice- a una manifestación es, contra lo que pueda creerse, un éxito rotundo para los que la han organizado, porque supone poner en la calle a toda la población de ciudades como Segovia, Irún, Sagunto o La Línea de la Concepción".

Gutiérrez dice que resultados tan discrepantes "solo significan que estamos acostumbrados a manejar cifras imposibles, con cantidades de gente que realmente no caben en ese espacio".

Observar el despliegue de las imágenes de la manifestación logradas por Lynce impresiona. Una imagen cenital de altísima resolución lograda desde un globo cautivo y completada con otras cámaras instaladas en diversos puntos del recorrido, recoge la muchedumbre en un momento determinado.

Esa muchedumbre, al aplicársele el programa informático de recuento, queda cubierta de capas de números. Cuando la imagen se va acercando, el espectador observa cómo los números que cubren la imagen corresponden exactamente a un manifestante y sólo a uno de ellos. El programa ha identificado casi 56.000 personas y desde el primero hasta el último de los manifestantes lleva su propio y exclusivo número.

"Decían que era imposible contar, pero todo es cuestión de ponerse. Tecnología para ello hay, añade Gutiérrez. Yo estaba tan enfadado de que todos aceptásemos la gran mentira continua de los millones de manifestantes que acudían a cada convocatoria que decidí ponerme a ello. Y aquí está: es posible contar", concluye el director de Lynce
Publicar un comentario