martes, 10 de noviembre de 2009

Inician en Egipto restauración de tumba de Tutankamón

El Cairo, 10 nov (PL) El Consejo Supremo de Antigüedades (CSA) de Egipto anunció hoy un acuerdo con el Instituto estadounidense de Conservación J. Paul Getty para restaurar la tumba del famoso faraón Tutankamón, proceso que incluirá un análisis científico.

Una nota del CSA difundido en esta capital señala que las labores de restauración y conservación tienen como objetivo final desarrollar un plan para el mantenimiento a largo plazo de ese recinto mortuorio.

Según el director del instituto Getty, Tim Whalen, el proyecto "incluirá un análisis científico de los problemas que afectan a las pinturas murales" de la tumba "reina" del Valle de los Reyes, en el polo arqueológico de Luxor, en el Alto Egipto (sur del país).

El secretario general del CSA, Zahi Hawass, destacó la importancia del trabajo conjunto que valoró como el resultado de "cinco años de esfuerzos de colaboración" entre ambas instituciones.

Hawass también enalteció la trascendencia de la afamada y visitada sepultura del faraón niño, que rigió los destinos del Egipto antiguo entre 1361 y 1352 (a.n.e.), y que forma parte de la Antigua Tebas, declarado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO.

La de Tutankamón es la más pequeña de las 26 tumbas reales conocidas en el Valle de los Reyes, y su descubrimiento constituyó un acontecimiento por el estado casi intacto de los espectaculares objetos funerarios en su interior, algunos como su máscara de oro.

El recinto del faraón de la decimo octava dinastía, fue desenterrado el 4 de noviembre de 1922 por el arqueólogo británico Howard Carter y sus objetos están desde hace décadas en el Museo Egipcio de El Cairo.

La nota del CSA precisa que la primera fase del proyecto durará dos años e incluye una suerte de inventario de las condiciones de la tumba y sus muros, análisis y diagnóstico de las causas de su deterioro y el diseño de las intervenciones necesarias.

Las otras dos etapas de la restauración, que se espera duren tres años más, contemplan la puesta en marcha de un plan de conservación, y un programa para regular las visitas al preciado monumento faraónico, en buena medida causantes de sus afectaciones.
Publicar un comentario