martes, 17 de noviembre de 2009

En India creen que una tortuga es la encarnación de una deidad


BHUBANESWAR (INDIA) (Reuters/EP/ACPress.net)

Los hinduistas tienen miles de dioses y ahora han agregado una más, con la particularidad de que se trata de un galápago: una tortuga.

Cientos de habitantes del municipio costero de Kendrapara, en el estado de Orissa (este de India), se niegan a entregar a las autoridades una tortuga de una especie rara. Consideran que se trata de la encarnación de una deidad.

Al templo hinduista de Kendrapara, donde se encuentra el animal, llega constantemente una gran cantidad de personas no sólo de la zona sino también de localidades lejanas. Allí cantan himnos y ofrecen guirnaldas, boles con arroz y frutas.

En India, si una persona posee una tortuga sin permiso, se arriesga a ser condenada a un año de cárcel y a pagar una multa. Pero la población local de Kendrapara dice que el animal tiene símbolos sagrados en su caparazón y que es una encarnación de Jagannath, una conocida deidad hinduista.

La Policía no consigue controlar a la multitud ni convencerla de que entregue la tortuga. "Hemos pedido a los habitantes que la entreguen porque es ilegal encerrar a una tortuga, pero se niegan", dijo P. K. Behera, un responsable gubernamental encargado de proteger la vida salvaje.

"Jagannath ha visitado nuestra localidad bajo la forma de una tortuga. No permitiremos que nadie se la lleve", asegura Ramesh Mishra, un religioso del templo.
Publicar un comentario