martes, 3 de noviembre de 2009

EL MESON DE DIOS Y OTRAS INSTITUCIONES AGONIZAN POR FALTA DE FONDOS

Por Isabel Franco

Parece mentira y una contradicción que en los actuales momentos en los que el consumo y tráfico de drogas narcóticas ha llegado a límites extraordinarios y que se están llevando a cabo acciones conjuntas para disminuir este aborrecible mal, la Dirección Nacional de Control de Drogas o los organismos correspondientes no estén otorgando los fondos a las instituciones que trabajan en la restauración y sanidad de las vidas que han caído en esta adicción.

Veamos lo que dice la ley al respecto:

De acuerdo con lo que establece el artículo 33 de la Ley 72-02, del 7 de junio del 2002 "Contra el Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas y otras Infracciones Graves", el dinero que se obtiene de la venta de bienes decomisados, proveniente del tráfico ilícito de drogas, en subasta, se distribuye en la siguiente proporción:

a) 50 % para la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

b) 35 % para el Consejo Nacional de Drogas (CND).

c) 15 % para las instituciones dedicadas a la regeneración de los adictos a drogas...

Cuando se trata de cualquier otra infracción grave contemplada en la referida ley, se distribuye de la siguiente manera:

a) El 50% será distribuido entre la DNCD, CND y las instituciones dedicadas a la regeneración de adictos, en la misma proporción más arriba indicadas.

b) El 50% restante se destina al fondo general de la Nación.

Entonces cabe la pregunta ¿Qué están haciendo con el 15% que les corresponden a estas instituciones?

Es lamentable que instituciones como el Mesón de Dios, Hogares Crea y otras que están haciendo un trabajo encomiable estén agonizando por falta de recursos.

El rescatar a nuestros jóvenes y reinsertarlos en la sociedad es una labor que merece toda nuestra atención y colaboración, por lo que damos una voz de alerta ante tan grave situación.
Publicar un comentario