lunes, 12 de octubre de 2009

Una vacuna barata para proteger a los países pobres del cólera


MADRID.- En 1997 el Gobierno vietnamita importó de Suecia la tecnología necesaria para fabricar una vacuna contra el cólera. A pesar de su demostrada eficacia, su uso nunca se extendió a otros países ya que su fabricación no cumplía con los requisitos de calidad impuestos por la Organización Mundial de la Salud. Ahora, una reformulación de este preparado, lograda gracias a actores como la Fundación Bill y Melinda Gates o el Instituto Internacional de Investigación en Vacunas, ha demostrado ser eficaz frente a esta enfermedad en un ensayo clínico.

"Los resultados son importantes. Tiene una eficacia cercana al 70% que, si bien no es perfecta, está bastante bien", ha declarado a elmundo.es Dolores Herrero, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III (Madrid). "La vacuna de la que disponemos actualmente confiere una protección que varía entre el 60% y el 80%, sólo un poco más alta", añade.

Aunque, como señala esta especialista, ya existe una vacuna eficaz en el mercado, existe un escollo insalvable para los países pobres: su precio. "Su elevado coste descarta su despliegue como estrategia de salud pública en los países pobres donde el cólera es endémico", explica Saranya Sridhar, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California (Berkeley, Estados Unidos), en un editorial de la revista 'The Lancet'.

El artículo analiza los resultados de un ensayo clínico realizado en la India, país donde se fabricará la vacuna, en el que se ha comprobado la eficacia de ésta frente a un placebo en la prevención del cólera. En él participaron más de 107.000 habitantes mayores de un año de Kolkata, una región donde esta infección es endémica. La mitad de ellos recibió la vacuna y la otra un placebo, aunque, finalmente, el 63% y el 66%, respectivamente, tomaron las dos dosis estipuladas.

Durante los dos años posteriores a la vacunación –periodo establecido por los investigadores por ser la duración de la inmunidad conferida por la vacuna disponible en la actualidad- se registraron 20 episodios de cólera en el grupo que recibió la inmunización y 68 en el del placebo. Estos datos sitúan la eficacia protectora de la vacuna en un 67%, observada tanto en niños menores de cinco años (grupo especialmente vulnerable) como en el resto de edades. No se detectaron efectos adversos de relevancia.

"La vacuna india evaluada por Sur y sus colegas [los responsables del ensayo, procedentes del Instituto Nacional del Cólera en Kolkata] tiene dos ventajas principales sobre la vacuna WC/rBS [la aprobada por la OMS], a saber, su sencilla administración (no requiere una solución buffer) y su bajo coste", destaca Sridhar.

Con una eficacia similar a la vacuna convencional, y aunque ambas se toman por vía oral, el hecho de que el producto de origen vietnamita no precise la administración de un buffer, una solución empleada para mantener el pH del líquido, simplifica su uso. Hecho de relevancia cuando se trata de países con pocos recursos.

Aún más determinante es la cuestión del precio. Mientras que WC/rBS se vende a unos 20 dólares la dosis en Bangladesh, el remedio de Shantha Biotechnics, la compañía india que se hará cargo de su producción, será mucho más barato.

Al margen del exitoso resultado del ensayo, la historia de esta vacuna tiene un mensaje ulterior. El hecho de que fuera de los circuitos farmacéuticos habituales pueda desarrollarse un producto eficaz y la demostración de que la colaboración internacional es útil a la hora de proporcionar soluciones por y para los países en desarrollo.

"Esta historia de éxito debería ser un ejemplo para otras iniciativas de desarrollo de vacunas, especialmente contra la malaria y el VIH, para comprometer del mismo modo a la industria y el mundo académico en la solución de una necesidad sanitaria urgente", concluye el editorial.
Fuente:el mundo.es
Publicar un comentario