miércoles, 14 de octubre de 2009

Obama sostiene nueva ronda charlas sobre estrategia Afganistán


WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sostuvo el miércoles tres horas de negociaciones sobre una nueva estrategia para Afganistán, y algunos colaboradores destacaron que la mayor amenaza para los intereses de Washington es Al Qaeda y no los talibanes.

El análisis del Gobierno sobre la amenaza que representan los talibanes podría jugar un rol importante en si Obama acepta o no el pedido del general del Ejército Stanley McChrystal, quien afirma que Afganistán necesita del despliegue adicional de 40.000 o más soldados estadounidenses.

Obama se reunió en la Casa Blanca con el vicepresidente Joe Biden y otros funcionarios de alto rango para sostener una quinta sesión sobre el conflicto en Afganistán, mientras el presidente se toma su tiempo para decidir el curso que tomará Estados Unidos en el empobrecido país asiático.

La decisión podría tomar semanas, dijeron funcionarios.

Funcionarios del Gobierno resaltaron en los últimos días que no consideran a los talibanes como una amenaza directa a Estados Unidos o parecida a la de Al Qaeda, un enfoque que según analistas sugeriría que Obama podría no ver la necesidad de un aumento de tropas, favorecido por los republicanos.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien participó en las negociaciones a través de una conexión de video desde su avión luego de dejar Rusia en dirección a Washington, no aclaró su postura en una entrevista en el programa "Nightline" de ABC News.

Sin embargo, dijo que no todos los miembros del movimiento talibán están asociados con Al Qaeda, el grupo extremista que lanzó los ataques del 11 de septiembre del 2001 y provocó la invasión liderada por Estados Unidos a Afganistán.

La secretaria de Estado dijo en "Nightline" que hay algunos miembros de los talibanes que "están luchando porque les pagan para eso. No tienen otra forma de ganarse la vida, en general tu ves a una población muy pobre, les pagan más por estar con los talibanes que por ser oficial de la policía".

"Otro punto es que hay muchas clases de conflictos internos en Afganistán entre ciertos grupos étnicos que encuentran oportuno aliarse con los talibanes. Ellos son muy conservadores pero no son una directa amenaza para nosotros", aseveró.

La entrevista será transmitida el miércoles por la noche.

Los republicanos y algunos demócratas, por otro lado, temen que si no se envían suficientes soldados los talibanes podrían retomar el control de Afganistán y brindar refugio a Al Qaeda, además de incrementar la presión sobre Pakistán, una nación con arsenal nuclear.
Publicar un comentario