viernes, 16 de octubre de 2009

Los trabajos de excavación en Alfacar se centrarán en 6 posibles fosas y comenzarán de inmediato


GRANADA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos de excavación previstos en el paraje de Fuente Grande, en Alfacar (Granada), donde se cree que podrían estar enterrados los restos del poeta Federico García Lorca, se centrarán en seis posibles fosas y comenzarán "de inmediato", se estima que la semana que viene, una vez que se instale en unos 200 metros de superficie una carpa metálica que preservará la "privacidad" del proceso.

En principio, no se exhumarán los restos del poeta, puesto que la familia se ha reservado el derecho a identificarlo pero aún no ha hecho una petición formal ante la Consejería de Justicia, y sí se buscarán los cuerpos de los que se cree que fueron fusilados junto a él, a petición de la Asociación Granadina de la Memoria Histórica, es decir, los de los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, y de otras dos personas más, del que fuera inspector de tributos Fermín Roldán, y del restaurador granadino Miguel Cobo Vílchez.

La Junta ha decidido no atender la petición de Nieves García Catalán, acogida desde muy pequeña por los hijos del maestro de Pulianas Dióscoro Galindo, en tanto que no se resuelva el conflicto de intereses que mantiene con la familia Galindo.

Las labores de excavación y exhumación de sus restos serán posibles en virtud del convenio suscrito este viernes entre la Consejería de Justicia, la Diputación de Granada --como propietaria de los terrenos--, la Universidad de Granada (UGR), el Ayuntamiento de Alfacar, y la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH). Esta última se encargará de coordinar las tareas en Alfacar, por lo que ha recibido una subvención de la Junta de Andalucía de un total de 60.000 euros.

Las investigaciones previas practicadas por el Instituto Andaluz de Geofísica, que trabajó en los terrenos con georradar entre los días 21 y 30 del pasado mes de septiembre, han revelado la existencia de seis zonas de interés para la excavación, que se encuentran a una profundidad de entre 0,60 y 1,80 metros. En una primera fase, la carpa, de 10 por 20 metros, se instalará en cuatro de estas zonas, las que se cree con más probabilidad que puedan tratarse de enterramientos clandestinos, y posteriormente se trasladará a los otros dos enclaves en los que se han detectado movimientos de tierra.

Así lo señaló la consejera de Justicia, Begoña Álvarez, en la rueda de prensa posterior a la firma del convenio, donde también anunció que el parque público que lleva el nombre de Federico García Lorca y en el que se sitúan las seis posibles fosas ha sido declarado, a instancias del Ayuntamiento de Alfacar, 'lugar apto para el enterramiento', por lo que las familias que han reclamado los restos de sus allegados podrán decidir donde enterrarlos y los que no hayan sido solicitados podrán permanecer en el paraje, por ejemplo en el caso del poeta.

EL PLAZO, DE CUATRO MESES

El plazo para la ejecución de las actuaciones, según prevé el convenio, es de cuatro meses, si bien la consejera no pudo concretar por cuánto se prolongarán, puesto que se trata de una cuestión "técnica". Los trabajos se han dividido en cuatro fases: una investigación preliminar, a cargo del doctor en Historia Rafael Gil Bracero --también vicepresidente de la AGRMH--; la arqueológica o exhumatoria, que dirigirá el arqueólogo e investigador del Instituto Andaluz de Geofísica Francisco Carrión; la investigación forense, que coordinará el director del Laboratorio de Identificación Genética de la UGR, José Antonio Lorente; y la fase de informe final, que llevará a cabo la historiadora y presidenta de la AGRMH, Maribel Brenes.

Todos los restos que sean hallados serán individualizados y, tras las tareas de identificación antropológica, a aquellos que hayan sido reclamados se les practicará otras pruebas científicas, como el análisis de su ADN, si bien en el caso de Arcollas --que no dejó descendencia y cuyos restos han sido solicitados por la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Asociación Nacional de Banderilleros-- la tarea será complicada.

Además, todos los integrantes de los equipos que intervendrán en la excavación y en la exhumación han firmado un compromiso de confidencialidad, medida a la que se une, además de la carpa --con una puerta de entrada con llave y techada--, la prohibición del uso de móviles u otros aparatos de grabación acústica o gráfica en la zona.

GRABACIÓN OFICIAL A LOS MEDIOS

Estas medidas responden a una "precaución", según indicó la consejera, y no obedece a ningún tipo de "presión" por parte de las familias de los represaliados. Por otro lado, la Consejería ha anunciado que facilitará a los medios de comunicación una grabación oficial de los trabajos de las principales fases de la excavación e informará del número total de cuerpos que sean hallados, sin ofrecer imágenes que puedan dañar la intimidad de las familias.

Asimismo, la Junta facilitará información a toda aquella familia que lo solicite, de manera que los sobrinos de García Lorca podrán tener los datos que conciernan a su tío y también podrán pedir su identificación a lo largo de todo el proceso. En este punto, la consejera recordó que el objetivo del convenio suscrito no es buscar los restos del poeta, sino sólo los de los familiares que lo han solicitado. Así, la identificación de García Lorca "sólo dependerá de la familia y no de la Junta de Andalucía, que sólo busca velar por el interés general". "Vamos a seguir la voluntad en cada caso de cada una de las familias", dijo.

Álvarez defendió el papel desempeñado por la Administración Autonómica, que ha actuado, según entiende, con "rigor" y "seriedad", y alabó las labores practicadas por los investigadores del Instituto Andaluz de Geofísica, en contraposición de otros estudios privados, como el de Luis Avial que se hizo público hace unos días, que los propios técnicos del Instituto han calificado como "burdo montaje", según informó la consejera.

En ese sentido, indicó que la Junta ya cuenta con la solicitud de exhumación de otra fosa en un pueblo de Cádiz, y recordó otras actuaciones de "gran calado" en Málaga, donde han aparecido más de 2.000 cuerpos. "Se seguirá trabajando con el mismo rigor que en este caso", mantuvo.
Publicar un comentario