sábado, 3 de octubre de 2009

La cirugía plástica es una decisión seria


Santo Domingo.- Guste o no la idea, la sociedad rinde tan desmesurado culto al cuerpo que en la imagen puede estar el secreto del éxito o el motivo del fracaso. En ese contexto no resulta extraño que cada vez más gente se anime a retocarse o transformarse mediante cirugías plásticas. Pero cuando las personas toman a la ligera la decisión de ir al quirófano, esta “fiebre” por la belleza exterior implica riesgos.

“En estos tiempos en los que nos encontramos con un gran auge de la cirugía estética, es importante que las personas sepan tomar una decisión de cuándo y con quién realizarse una cirugía plástica”, comenta Fernando de la Cruz, miembro de la Comisión de Ética de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva (Sodocipre), de la cual, además, fue presidente.

Aunque se trate de modificar el aspecto exterior, la decisión habrá de tomarse con sensatez y sopesando múltiples factores; de lo contrario, los resultados podrían ser diferentes a los esperados.

“Es la persona, en definitiva, la responsable de tomar la decisión, por lo cual deberá valorar y sopesar los factores primordiales para tomar tan importante decisión”, dice el médico que tiene cerca de 20 años de experiencia en cirugía plástica.

No piense sólo en la belleza
Fernando de la Cruz es enfático: la persona que desea someterse a una cirugía plástica “no deberá irse de la consulta con falsas expectativas, que tenga claro que va a mejorar, pero no se va a convertir en una Barbie”.

De la Cruz, cirujano plástico de la clínica Abreu y miembro de la Comisión de Ética de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva (Sodocipre), insiste en que el individuo tiene que reconocer objetivamente el defecto de su cuerpo y saber que se puede mejorar, pero debe valorar junto al cirujano plástico el porcentaje de mejoría que se conseguirá para hacerse una proyección realista del resultado.

Quienes se crean falsas expectativas, desean parecerse a alguien famoso o vuelven una y otra vez a consulta con deseos de hacer nuevos cambios en su apariencia, son personas que no se aceptan a sí mismas.

“Estando su mente en equilibrio, en armonía con su cuerpo, la decisión de realizarse una cirugía plástica será mucho más fácil, tendrá más claro qué busca y los resultados serán más satisfactorios”, dice el galeno.

Si considera la posibilidad de hacer cambios en su aspecto físico, tenga en cuenta que las cirugías plásticas deben ser realizadas por médicos debidamente entrenados en esa rama de la medicina y/o reconocidos por la Sodocipre.

De la Cruz sugiere informarse bien acerca de la trayectoria y formación del médico, de las condiciones del centro médico, sus servicios e instalaciones.

“Las personas deben ser precavidas, disminuir el riesgo, para evitar fatales complicaciones”, comenta. “Es recomendable que al momento de decidirse para una cirugía estética, se tome el cuidado de enterarse del nivel profesional del médico al cual visita y, si desea, solicitar una segunda opinión”.

Advierte que individuos inexpertos que no son cirujanos plásticos realizan cursos rápidos de una o dos semanas y hacen este tipo de intervenciones quirúrgicas sin ningún control, poniendo en riesgo a los pacientes y desprestigiando la especialidad.

Cuestión de salud
De la Cruz informa que en el país las cirugías más solicitadas por las mujeres son el aumento de senos y la lipoescultura con abdominoplastia para mejorar el contorno corporal. En el caso del hombre, éste busca las cirugías del rostro, ya sean para mejorar el contorno de la cara o eliminar las bolsas en los ojos. Los varones también se interesan por eliminar los “chichos” de la espalda.

Para someterse a una cirugía plástica, el paciente debe gozar de buena salud. Previo al procedimiento, el médico debe indicar una serie de estudios analíticos de sangre, cardiovasculares y preanestésicos.

Si esos estudios arrojaran resultados como anemia, trastornos de coagulación, problemas de presión o taquicardia, entonces existe una contraindicación y la persona requiere tratamiento para regular su condición de salud antes de ir al quirófano.

Código de ética rige a los cirujanos
La Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva (Sodocipre) agrupa a todos los cirujanos plásticos formados en escuelas reconocidas. Cuenta con un código de ética que vela porque sus miembros actúen dentro del marco moral y de ética profesional.

Dicho código establece que el cirujano plástico debe evitar el ejercicio de su profesión en condiciones morales y materiales que comprometan la calidad del acto médico y el adecuado cumplimiento de sus deberes profesionales.

Además, señala que la cirugía plástica es una profesión noble y elevada y no un simple comercio, por lo cual todo cirujano debe combatir el intrusismo de personas ajenas a la carrera para informar y educar a la población y preservar la calidad de la profesión.

PASOS A SEGUIR TRAS TOMAR LA DECISIÓN
¿Qué sigue una vez ha tomado la decisión de modificar su imagen? El médico Fernando de la Cruz da los siguientes consejos:

+01 Infórmese acerca del procedimiento. En libros, revistas, portales de Internet, programas especializados de televisión o amigos de confianza encontrará las primeras orientaciones sobre la intervención a la que desea someterse.

+02 Busque un profesional especializado. La elección del médico tiene una importancia capital, por eso se recomienda optar por un profesional especializado en cirugía plástica. En la página web de la Sodocipre (www.sodocipre.net) hallará la lista de los cirujanos plásticos reconocidos por el gremio.

+03 Prepárese para la intervención. Dependiendo del tipo de procedimiento, prevea quién atenderá a sus hijos, cuidará la casa y a usted, si lo necesita.

+04 El médico debe orientarle y hacer los estudios de rigor. El cirujano está en la obligación de conversar con usted y explicarle todo lo relacionado con la cirugía; debe transmitirle seguridad y confianza, además de indicarle exámenes médicos.
fUENTE:Listín Diario.com
Publicar un comentario