jueves, 22 de octubre de 2009

La Alianza Atlántica pide más medios y dinero a sus miembros para Afganistán y otras operaciones


Bratislava, 22 oct (EFE).- La OTAN advirtió hoy a los países aliados de que deben aumentar sus esfuerzos tanto personales como económicos para conseguir triunfar en las operaciones que tienen en marcha, principalmente en Afganistán.

El jefe de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, trató de nuevo de convencer tanto a los gobiernos como a las opiniones públicas de que "el precio de la inacción sería mucho mayor" y "sólo sería cuestión de tiempo" que Europa sufriera las consecuencias de que la República islámica vuelva a ser un santuario terrorista.

Así lo aseguró el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) durante una conferencia sobre pronunciada antes del inicio del Consejo informal de ministros de Defensa, que se celebra hoy y mañana, viernes, en la capital eslovaca.

Uno de los temas principales de la jornada de hoy fueron los problemas económicos de la Alianza, que podría tener un agujero de "cientos de millones de euros" en los próximos años si no aumentan las aportaciones de los socios, según su portavoz, James Appathurai.

La brecha es cada vez mayor entre las ambiciones operacionales y de infraestructura, y los recursos reales de la organización.

Rasmussen ha advertido de que "las naciones han decidido hacer cosas por las que no podemos pagar", por lo que se impone una revisión de los mecanismos de financiación, tarea que se va a encargar a un grupo de altos funcionarios.

Al respecto, la ministra española de Defensa, Carme Chacón, recalcó que "la Alianza debe recordar que estamos en un momento de crisis".

"Necesitamos organizarnos más y mejor para optimizar recursos, y al igual que estamos haciendo todos los países con las políticas de austeridad y ahorro, la Alianza debe también tomar nota", añadió, aunque confirmó que España continuará con sus contribuciones habituales.

Por otro lado, durante la cena de hoy, celebrada en ausencia del Secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, Chacón pidió a la OTAN que complemente los esfuerzos de la UE en la lucha contra la piratería en Somalia.

La idea sería dedicar sus agrupaciones navales permanentes a ampliar el perímetro de la acción militar naval para dar cobertura a las actividades pesqueras.
Mañana la jornada se dedicará a la defensa antimisiles, tras el abandono de los planes estadounidenses de colocar elementos de un escudo en Polonia y República Checa, y, sobre todo, a la operación en Afganistán.

Los titulares de Defensa de los 28 países aliados escucharán de nuevo a la organización y a EEUU pedirles que aumenten su esfuerzo, aunque por parte europea cunde la sensación de que ya se ha consagrado todo lo que se podía a la operación.
Chacón recordó hoy que España llega a la reunión después de que el Parlamento haya autorizado 220 efectivos más, además de tener bajo su control el aeropuerto internacional de Kabul y haber propuesto 40 guardias civiles para el entrenamiento de la policía afgana.

En total, España mantiene sobre el terreno casi mil soldados, más el batallón de 450 efectivos enviado para reforzar la seguridad durante las elecciones presidenciales de agosto y que se mantendrá en la segunda vuelta, prevista para el 7 de noviembre.

Los ministros de Defensa estudiarán la evaluación del Comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), el general Stanley McChrystal, que ha pedido añadir entre 30.000 y 40.000 soldados a los 68.000 sobre el terreno.
Pero hasta que EEUU desvele si va a seguir esta recomendación, el resto de países no darán tampoco una respuesta, en medio de un ambiente complicado por la crisis económica y por el hartazgo creciente de las opiniones públicas nacionales.

Por otra parte, España anunció al resto de los países que está dispuesta a seguir contribuyendo con entre un 8 y un 10 por ciento a la fuerza de reacción rápida de la OTAN.

La Fuerza de Reacción Rápida (NRF) en la actualidad cuenta con 25.000 soldados de elite preparados para desplegarse en cinco días en misiones imprevistas, debido a las necesidades de personal militar en lugares de conflicto.

En la actualidad, España ocupa el quinto lugar en el ránking de países contribuyentes a la NRF, tras Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.
Publicar un comentario