miércoles, 7 de octubre de 2009

Honduras: Arranca diálogo de delegados de Zelaya y Micheletti

Delegados del derrocado presidente Manuel Zelaya y del gobernante de facto Roberto Micheletti se aprestaban el miércoles a un diálogo respaldado por la OEA en la búsqueda de una salida a la crisis política que agobia al país desde hace poco más de tres meses.

Ministros de Relaciones Exteriores y altos funcionarios de todo el hemisferio eran esperados en Tegucigalpa para impulsar las conversaciones e instalar la mesa del diálogo. También estarán presentes el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, y el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, Thomas Shannon, así como representantes de las Naciones Unidas, entre otros.

La apertura de diálogo respaldado por la misión de la OEA, la segunda que llega a Tegucigalpa en busca de una salida a la crisis, tiene esta vez fuertes expectativas.

En cadena nacional, Micheletti dijo la noche del martes que las dos partes abordarán "con un nuevo espíritu" los temas que de alguna manera fueron objeto de consideración en el diálogo de San José, que fue impulsado por Costa Rica y que consta de doce puntos entre ellos amnistía política y la restitución de Zelaya.

El acuerdo que se espera se origen del diálogo se denominará acuerdo de Guaymara, que es el nombre antiguo de Honduras. Micheletti ya adelantó que en esas conversaciones serán cruciales dos temas: el que tiene que ver con el respeto de los poderes del Estado y la amnistía. La partes estarán representadas por tres personas cada una.

El ministro René Zepeda indicó que Micheletti estará representado por la ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Vilma Morales; el abogado Arturo Corrales, ex candidato presidencial del opositor Partido Demócrata Cristiano, y el abogado Armando Aguilar.

Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil den Tegucigalpa desde el 21 de septiembre, sería representado por el líder sindical Juan Barahona, y sus ministros de Gobernación y de Trabajo, Víctor Meza y Mayra Mejía, respectivamente.

Un fuerte despliegue se seguridad resguardaba el miércoles las cercanía del hotel en el centro de la capital donde se desarrollará el diálogo.

La crisis política en Honduras estalló el pasado 28 de junio cuando Zelaya en un intento por modificar la constitución fue derrocado por los militares que lo expulsaron del país. El congreso designó a Micheletti como gobernante, y quien considera que no hubo golpe de estado sino una sucesión presidencial.

Las facciones de ambos reclaman el poder, en un país golpeado severamente por la pobreza. El Frente de Resistencia contra el Golpe Militar realiza movilizaciones casi a diario reclamando el retorno de Zelaya, incluso en los últimos días desafiando una ordenanza ejecutiva que restringió los derechos civiles.

Seguidores de Zelaya han sido encarcelados y golpeados durante las protestas.

En un comunicado, enviado el miércoles a la prensa, Zelaya solicitó a la OEA "aclarar" lo que a su juicio es una "actitud suave y complaciente de los delegados de la OEA con el régimen de facto sometiéndose a la agenda que ha establecido Micheletti sin tomar en cuenta la opinión del presidente legítimo que reconoce la OEA y ONU: José Manuel Zelaya".

Y advirtió que "de no restituir al Presidente antes del 15 de octubre se debe correr el calendario electoral conforme al periodo de tiempo que marca la ley de tres meses de campaña como garantía para la igualdad de competencia y la participación ciudadana".

Asimismo solicitó a los funcionarios del departamento de Estado que sean consecuentes con la posición política del Presidente de Estados Unidos Barack Obama y de la Secretaria de Estado Hilary Clinton.
Fuente:Terra
Publicar un comentario