viernes, 9 de octubre de 2009

Ecuador y Colombia buscan reconciliarse


El recobro de los costos comerciales que ha significado la ruptura de relaciones diplomáticas y la búsqueda de mecanismos que permitan superar “temas sensibles” son los ejes centrales de la reunión de sostienen este viernes los cancilleres de Ecuador, Fander Falconí, y de Colombia, Jaime Bermúdez, en la ciudad colombiana fronteriza de Ipiales.

La cita, en la que además participará el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y la representante del Centro Carter, Jennifer Mc Coy, se produce como parte de los diálogos iniciados por Quito y Bogotá para restablecer las relaciones diplomáticas rotas en marzo de 2008, a raíz del ataque colombiano en territorio ecuatoriano a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Un primer encuentro de los cancilleres de los dos países, efectuado en septiembre pasado en Nueva York, determinó el establecimiento de tres comisiones destinadas a la seguridad y el control de la criminalidad, desarrollo fronterizo y el tratamiento de los puntos más espinosos entre ambos gobiernos.

Dentro de dichos temas sensibles, Ecuador ha puesto sobre la mesa el pedido de reparación de los daños ocasionados por el bombardeo colombiano de marzo de 2008, en lo que se incluye una indemnización a la familia de Franklin Aisalla, ecuatoriano fallecido en el ataque junto con Raúl Reyes, líder de las FARC, y otros miembros del grupo irregular.

Colombia, por su parte, ha insistido en que se deje sin efecto el proceso legal que lleva adelante un juez ecuatoriano en contra del ex ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, por haber ordenado el bombardeo en territorio ecuatoriano.

"Este es un punto de disenso y la lógica es que lo tratemos en el marco de las consideraciones sensibles. Lo que nosotros no podemos hacer como gobierno es desconocer el ámbito de la independencia judicial dentro del poder del Estado", ha manifestado el canciller Falconí.

Comercio

Esta semana, Colombia denunció que hay campamentos de las FARC en Ecuador.
La cita de Ipiales buscará acercar posiciones en los temas sensibles, y a la par, avanzar en la restitución del impulso al comercio y los intercambios fronterizos.

El alcalde de la ciudad fronteriza ecuatoriana de Tulcán, Julio Robles, señaló a BBC Mundo que la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Ecuador y Colombia ha traído “cierta inestabilidad” al comercio con el territorio colombiano, y ha tenido un impacto directo en el desarrollo económico de la zona.

Por su parte, Emilio Velasco, director de la Cámara de Comercio Colombo Ecuatoriana, le dijo al corresponsal de BBC Mundo en Bogotá, Hernando Salazar, que en 2008 el comercio entre Colombia y Ecuador no sintió mucho los efectos del rompimiento diplomático, pero que en 2009 la situación ha sido diferente.

“El 2008 fue demasiado bueno, pues las exportaciones colombianas aumentaron más de un 17% hacia Ecuador, y las de Ecuador hacia Colombia en un 8%”, afirmó Velasco, antes de señalar que en 2009 las exportaciones colombianas se han reducido en un 13% y las ecuatorianas en un 15%.

Y eso afecta no solo el ingreso de divisas de los dos países, sino también el empleo. Sin embargo, Velasco no se atreve a dar una cifra de los puestos de trabajo que se han perdido en los dos países por culpa de la crisis binacional.

“Debemos tener en cuenta que hay otros factores en el ambiente, como la crisis económica mundial”, añadió.

Proyectos

Ecuador insiste en que no realizará operaciones militares conjuntas con Colombia.
Conscientes de los costos comerciales de la ruptura, los cancilleres de Ecuador y Colombia agilitarán la designación de los respectivos encargados de negocios y buscarán que se reactive la conformación de la Comisión Binacional de Frontera (Combifrón).

A decir del alcalde de Tulcán, hay varios proyectos fronterizos binacionales que recibirían un impulso al concretarse los acuerdos entre los cancilleres de los dos países.

Entre ellos, Julio Robles citó un plan de manejo de desechos sólidos coordinado por las alcaldías de Tulcán e Ipiales, el fortalecimiento del Acuerdo de Esmeraldas -que permite el paso de productos de la canasta básica- y un proyecto de construcción de un nuevo puente fronterizo de Rumichaca que incluya nuevas instalaciones de aduanas y migración.

La cita de los cancilleres de Ecuador y Colombia en Ipiales se produce días después de que el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, hablara de la existencia de “por lo menos dos” campamentos de las FARC en territorio ecuatoriano y ofreciera a Ecuador la colaboración de su país en acciones contra la guerrilla.

En enero de 2006, en una declaración conjunta de los ministros de Defensa de Ecuador y Colombia se anota el señalamiento del gobierno ecuatoriano de que “las Fuerzas Armadas de su país no realizarán operaciones militares coordinadas, conjuntas, ni combinadas con las Fuerzas Militares de Colombia”.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa dijo este jueves que su gobierno espera la entrega de la información anunciada por el ministro de Defensa colombiano.

"Cuidado con decir que porque hay dos campamentos Ecuador está apoyando a las FARC", advirtió el mandatario.
Fuente:BBCmundo.
Publicar un comentario