jueves, 3 de septiembre de 2009

CONTRA VIENTO Y MAREA


Por: Isabel Franco

EL Lic. Pedro Corporán Cabrera, Secretario de Estado y Presidente Administrador del Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (IDECOOP) continúa con su labor titánica de cumplir a cabalidad con los roles que le toca desempeñar como funcionario del Estado y Presidente de una organización política como lo es el Partido de la Unidad Nacional (PUN).

A este Hombre no hay quien le pise los talones en su capacidad y dedicación al trabajo, trabaja los siete días de la semana, (con lo cual no estoy de acuerdo) sacrificando su tiempo de descanso en pos de dar ejemplos de honestidad e integridad en el manejo de la cosa pública.

Una de las características fundamentales que debe tener un hombre honesto es la valentía para tomar las medidas necesarias y decir la verdad, lo cual genera enfrentamientos y enemistades de aquellos que se sienten afectados con tales medidas.

La Biblia la Palabra de Dios enseña que los cobardes no entrarán al reino de los cielos, y que el reino de los cielos se hace fuerte y sólo los valientes lo arrebatan. Es por eso que debemos estar definidos en si queremos agradar a Dios siendo fieles en todo, o a los hombres.

Enseñar y transmitir las ideas y doctrinas que fundamentan una organización es muy difícil, porque conlleva mucho esfuerzo por parte del líder que las promueve, quien necesita que los receptores estén abiertos y dispuestos a aprender y aprehender lo que se les enseña.

EL Lic. Corporán ha enfrentado con valentía a los violadores de los principios cooperativistas, ejecutando las resoluciones que conforme a las leyes ha emitido el Consejo de Directores del IDECOOP.

En el caso del Partido de la Unidad Nacional (PUN) ha realizado diferentes seminarios con la finalidad de enseñar a sus seguidores su doctrina básica establecida sobre los principios de la unidad, la paz y la justicia social.
Basada en la ley de la siembra y la cosecha, deseo muchos éxitos a Pedro Corporán como hasta ahora hemos estado viendo en los frutos de su trabajo, y le exhortamos a seguir adelante contra viento y marea.

Publicar un comentario