viernes, 18 de septiembre de 2009

BM apoyará al país con 500 millones de dólares en 4 años


El BM anunció ayer la concesión al país de dos préstamos por un total de 40,5 millones de dólares, para salud pública

La nueva Alianza Estratégica con la República Dominicana 2010-2013 fue presentada ayer al Directorio Ejecutivo del Banco Mundial, la cual incluye un apoyo financiero para el país de hasta US$500 millones durante los próximos cuatro años. Entre los proyectos de apoyo presupuestario contemplados en la nueva estrategia, unos US$300 millones podrían ser aprobados por el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial en las próximas semanas. La Alianza identificó cuatro puntos básicos para el desarrollo.

WASHINGTON. La nueva Alianza Estratégica con la República Dominicana 2010-2013 fue presentada ayer al Directorio Ejecutivo del Banco Mundial, la cual incluye un apoyo financiero para el país de hasta US$500 millones durante los próximos cuatro años.

Entre los proyectos de apoyo presupuestario contemplados en la nueva estrategia, unos US$300 millones podrían ser aprobados por el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial en las próximas semanas.

“El Gobierno, mediante la cooperación del Banco Mundial, continuará su empeño en fortalecer las instituciones públicas, en eliminar trabas para disminuir los costos y los plazos para hacer negocios, y en alentar el crecimiento de la economía y la competitividad”, expresó el secretario de Economía, Planificación y Desarrollo, y gobernador ante el Banco Mundial, Temístocles Montás.

Esta nueva Alianza Estratégica con la República Dominicana se alinea con los objetivos de la Estrategia Nacional de Desarrollo recientemente definida por el Gobierno dominicano, especialmente en lo que tiene que ver con la reducción de las vulnerabilidades externas y en la obtención de resultados tangibles para todos los dominicanos.

"La nueva estrategia pondrá especial énfasis en la protección de los más pobres, mientras que amplía la competitividad y fortalece a las instituciones públicas en cuanto a la rendición de cuentas en el país," expresó Yvonne Tsikata, directora del Banco Mundial para la región del Caribe.

El Banco Mundial realizó cuatro consultas con más de 200 miembros de la sociedad civil y el sector privado en las zonas Norte, Sur, Este y en Santo Domingo, al tiempo que mantiene una coordinación estrecha con otras agencias de desarrollo internacional para asegurar que la nueva estrategia incluya las opiniones de actores clave de entre los varios sectores de la sociedad.

“La estrategia del Banco Mundial en República Dominicana tiene elementos innovadores, ya que apoya una agenda de reformas necesarias para el país, mientras que contribuye a fortalecer las capacidades necesarias en las instituciones pública, subrayó Roby Senderowitsch, representante del Banco Mundial en la República Dominicana. “Privilegia las acciones de asistencia técnica, el trabajo con el Congreso, la sociedad civil y el sector privado. También establece como prioridad el trabajo mancomunado con otras agencias de desarrollo internacional que operan en el país”, dice Senderowitsch.

La estrategia enuncia los retos a los que el país está sometido producto de la crisis financiera global y su potencial, lo que hace necesario una articulación eficiente del gasto público para combatir los altos niveles de pobreza y desigualdad del país. Hace referencia a la capacidad del país para implementar políticas sociales contra cíclicas y a la necesidad de mejorar el desempeño del sector energético.

Cuatro objetivos estratégicos

La estrategia tiene los cuatro siguientes objetivos estratégicos:

• Fortalecer la cohesión social y mejorar el acceso y la calidad de los servicios sociales

• Promover la competitividad en un ambiente económico sustentable y con capacidad de recuperación

• Ampliar la calidad del gasto público y el desarrollo institucional; y

• Fortalecimiento institucional y generación de alianzas para promover reformas.

La estrategia pondrá especial énfasis en la protección de los más vulnerables, ampliará la competitividad y fortalecerá los mecanismos de rendición de cuentas del país a través de acciones de política que apoyen el mejor desempeño de las instituciones públicas, a partir de las reformas a ponerse en práctica.

Abarca también nuevas modalidades de cooperación que permitirían al Gobierno hacer los ajustes necesarios frente a potenciales cambios en los ambientes político, social y económico, y contempla un equilibrio entre préstamos de inversión y préstamos de apoyo presupuestario de rápido desembolso.

Además de las operaciones de préstamo, la estrategia también incluye asistencia técnica no reembolsable, una serie de estudios y la promoción de diálogos en torno a políticas públicas.
Publicar un comentario