jueves, 27 de agosto de 2009

Homosexuales podrán adoptar en Uruguay


Uruguay será el primer país de América Latina donde parejas homosexuales podrán adoptar un niño.

Este jueves, la Cámara de Diputados aprobó modificaciones a la Ley de Adopciones, permitiendo que parejas del mismo sexo con cuatro años de matrimonio o concubinato puedan adoptar.

La medida fue aprobada con 40 votos a favor y 13 en contra, tras una larga sesión parlamentaria.

Legisladores del partido oficialista -la coalición de izquierda Frente Amplio- respaldaron el proyecto, que fue en su mayoría rechazado por diputados de los opositores Partido Nacional y Partido Colorado.

El año pasado se habilitó en Uruguay la unión civil de homosexuales, que les otorga los mismos derechos que a las parejas heterosexuales.

Polémica

La norma aprobada este jueves generó una polémica en la sociedad entre aquellos que entienden que crecer con dos personas del mismo sexo puede tener un efecto negativo sobre el niño y aquellos que no.

"Los niños deben crecer en familias 'normales', con un padre y una madre", dijo a BBC Mundo Marta Píriz, una señora que se opone a la medida.

Grisel Ferreira dijo, en cambio, que "el modelo tradicional de familia no garantiza nada. La capacidad de dar amor es independiente de la orientación sexual".

"Los homosexuales salieron de familias heterosexuales. Que tengas un padre homosexual no significa que vas a salir homosexual", opinó Giuliana Britos al ser consultada por la BBC. "Además, es preferible que a un niño lo adopte una pareja homosexual a que esté en la calle o en una institución", afirmó Ferreira.

¿Es anti natural?

En caso de separación ambos tutores tengan derecho a tenencia y visitas, pensión y herencia.
Las opiniones de estos uruguayos replican discusiones que se han dado en el Parlamento. Algunos apoyan la postura de la Iglesia, que en los días previos a la discusión de la ley criticó el proyecto.

"El tema de la adopción de niños por parte de uniones homosexuales no es un tema de religión, de filosofía o de sociología. Es algo que refiere esencialmente al respeto de la misma naturaleza humana", dijo el arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, en un comunicado.

"Los niños naturalmente necesitan del referente como padre y como madre y no se tiene el derecho de suplirle esta necesidad natural. La naturaleza humana exige para un correcto desarrollo de su personalidad que los niños cuenten con modelos de identidad masculina y femenina", afirmó Cotugno.

El colectivo gay Ovejas Negras rechaza estas afirmaciones. "Personalmente, conozco muchos casos, la mayoría de lesbianas que han tenido niños a su cargo, y son heterosexuales. Está ampliamente demostrado por estudios internacionales que ni la homosexualidad ni la heterosexualidad se contagian", dijo a BBC Mundo Diego Sempol, representante de ese grupo.

Mamá y mamá
El tema de la adopción de niños por parte de uniones homosexuales no es un tema de religión, de filosofía o de sociología. Es algo que refiere esencialmente al respeto de la misma naturaleza humana
Nicolás Cotugno, arzobispo
Sempol explicó que, de hecho, ya existen en Uruguay personas homosexuales que tienen hijos a su cargo porque los adoptaron individualmente.

Ese fue el caso de Andrea, quien adoptó una niña hace seis años, sin revelar su orientación sexual "porque íntimamente tenía temor" a que le negaran el pedido. Si bien hizo el trámite de adopción sola, la decisión de tener un hijo la tomó junto con su pareja, otra mujer con la que convivía desde hacía cuatro años.

"Nosotras decidimos separarnos después de 10 años de convivencia pero nuestra hija sigue teniendo a sus dos mamás, las dos figuras que forman su familia", explicó a BBC Mundo.

Andrea indicó que "esta ley equipara los derechos de los niños y niñas que han sido adoptados por una persona homosexual. Mi hija va a poder tener un lazo legal con su otra mamá y más beneficios de salud, derechos laborales por el lado de mi ex pareja también".

Por otra parte, hasta ahora en caso de muerte del padre "legal", el otro integrante de la pareja no tenía derecho a continuar como tutor, algo que cambia con la nueva ley.

La Ley de Adopción prevé que en caso de separación ambos tutores tengan derecho a tenencia y visitas, al cobro de pensión alimenticia, y derecho de herencia en caso de fallecimiento.

El proyecto votado este jueves en Diputados deberá volver al Senado para su aprobación. Esta cámara ya había dado media sanción a la iniciativa, por lo que se espera que el trámite definitivo sea rápido.
Publicar un comentario