martes, 4 de agosto de 2009

FDA: Fármacos para la artritis conllevan riesgo de cáncer

Los reguladores federales añadieron el martes enérgicas advertencias a un grupo de fármacos de gran venta usados para tratar la artritis y otras enfermedades inflamatorias por considerar que pueden aumentar el riesgo de cáncer en niños y adolescentes.

Después de una revisión de más de un año, científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dijeron que los fármacos parecen aumentar el riesgo de padecer cáncer después de ser usados más allá de dos años y medio. La agencia estudió varias docenas de informes de cáncer en niños que las tomaban, algunos de los cuales fueron de casos fatales. La mitad de los pacientes tenían linfomas, un cáncer que ataca el sistema inmunológico.
Los fármacos se conocen como bloqueadores de necrosis de tumores y funcionan neutralizando una proteína que, en exceso, causa inflamación y daño a los huesos, cartílagos y otros tejidos. Los fármacos son recetados a niños con artritis reumática, trastorno inflamatorio de intestinos y enfermedad de Crohn.

La agencia intensificará las advertencias de los cinco fármacos vendidos en Estados Unidos, incluyendo Humira (de los Laboratorios Abbott), Remicade y Simponi (Johnson & Johnson), y Enbrel que es comercializado conjuntamente por Amgen Inc. y Wyeth. Todos los productos tienen ventas multimillonarias. Enbrel fue el producto más vendido para el grupo, con ingresos por 3.400 millones de dólares el año pasado.

La medida también afecta a Cimizia, del laboratorio farmacéutico belga UCB, lanzada en mayo.

Después del anuncio bajaron las acciones de Abbott Laboratories, con sede en Chicago, y de J&J de New Brunswick, Nueva Jersey.

La FDA dijo que está trabajando con los fabricantes para definir el alcance del riesgo de cáncer.

Los llamados efectuados el martes por la tarde a las compañías no tuvieron respuesta inmediata.

Además de actualizar las etiquetas de los fármacos, la FDA requiere a las compañías añadir información sobre los riesgos del cáncer a las normas médicas entregadas a los pacientes.
Fuente: Terra.
Publicar un comentario