jueves, 6 de agosto de 2009

El Senado de EEUU confirma a Sonia Sotomayor como juez del Tribunal Supremo


Tras tres días de debate, marcados por el escepticismo de los republicanos, el Senado de EEUU ha confirmado el nombramiento de Sonia Sotomayor como magistrada del Tribunal Supremo.

La juez Sotomayor se convierte así en la primera persona de origen hispano y la tercera mujer en acceder al Alto Tribunal de EEUU. "Se ha roto una nueva barrera en la vida americana", dijo el senador Joe Lieberman, independiente que votó con los demócratas. Sotomayor ha obtenido el apoyo de 68 senadores y otros 31 han votado en contra.

Aunque la juez, de 55 años, se enfrentaba a la oposición de la mayor parte de los republicanos (sólo nueve republicanos le han dado su apoyo), la mayoría demócrata en el Senado (60 de los 100 escaños) le ha permitido superar la votación sin problemas. Por parte demócrata, faltó el voto del senador Edward Kennedy, ausente por su enfermedad.

"Este es un día maravilloso para Sotomayor y su familia, pero también para América", dijo el presidente de EEUU, Barack Obama, en una breve intervención tras la confirmación de la juez elegida por él el pasado mayo.
El camino hacia el Supremo

La confirmación del Senado era el último paso para que la magistrada sustituya en la máxima instancia judicial del país al recién jubilado juez David Souter, de 69 años.

Aunque el magistrado saliente fue elegido por George Bush padre, sus decisiones han estado siempre del lado de los jueces progresistas (liberales), así que la llegada de Sotomayor al Alto Tribunal no modificará al actual equilibrio de 'fuerzas': cuatro conservadores, cuatro progresistas y un noveno juez, Anthony Kennedy, que vota con unos o con otros, en función de la cuestión que diriman.

El proceso ha durado algo más de dos meses: tras ser nombrada en mayo por Obama, la semana pasada el Comité Judicial del Senado recomendaba finalmente su nombramiento, por 13 votos a favor y 6 en contra.

Antes, Sotomayor tuvo que someterse a un duro escrutinio. Además de preguntarle su opinión sobre cuestiones tan espinosas como el aborto —respuesta que Sotomayor logró eludir—, los republicanos echaron mano de algunas de las declaraciones y decisiones polémicas de la juez en los últimos años para cuestionarle su imparcialidad y, por ende, su idoneidad para el cargo.

Así, un senador le recordó su desafortunada aseveración de que una "latina juiciosa" podía tomar mejores decisiones que un hombre blanco. Sotomayor, de origen puertorriqueño, nació en el popular barrio del Bronx (Nueva York) y se educó en las mejores universidades.
Fuente>ELmundo.es
Publicar un comentario