martes, 4 de agosto de 2009

Ciento cuarenta y cinco mil Biblias para Cuba



De gran impacto para las iglesias de la isla resulta la llegada de 145 mil ejemplares de la Biblia, dentro de las cuales una cifra significativa corresponden a la versión Reina Valera, de letra grande, al tiempo que se conoce que Cuba está considerada como uno de los países con mayor nivel de envejecimiento del Planeta.

El significativo material, donado por las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) será distribuido entre las 62 denominaciones cristianas que existen en la nación, miembros o no del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), a través de su Comisión Bíblica, a tono con las conmemoraciones que han comenzado a realizarse en el país con motivo del décimo aniversario de la «Celebración Evangélica Cubana».

Dichas Biblias, con una letra mayor a la tradicional, permite leer las Sagradas Escrituras con facilidad, de manera que las mismas serán distribuidas, con prioridad, entre las personas de la Tercera Edad y/o aquellas que posean alguna discapacidad visual, como respuesta al clamor de muchos cristianos que por limitaciones en su vista les era imposible leer la Biblia.

Intensiva faena por estos días es la de descarga y distribución de las Escrituras a fin de que se encuentren listas, en las distintas regiones del país, para ser repartidas durante dichos actos conmemorativos.
El envejecimiento y los lentos ritmos de crecimiento poblacional que se registran en Cuba, sin dudas constituyen un freno al desarrollo económico y social de la isla, lo cual se ha convertido en una constante preocupación del Gobierno y las distintas entidades sociales y cristianas.

El mismo Consejo de Iglesias de Cuba posee diversos programas de asistencia social, en este sentido, a todo lo largo y ancho del país, gracias a donaciones que realizan diversas agencias de inspiración cristiana del mundo, que acompañan al pueblo tomando al CIC como mediador de esos procesos.
Por la combinación entre los pocos nacimientos y el aumento de la población longeva se espera que, para el 2010, la estadística de personas mayores de 60 años alcance un 18 por ciento y que se tenga, por primera vez en su historia, más población anciana que infantil.
Sin dudas las Biblias de letra grande llegan en el momento justo al país y serán de una gran bendición para toda la población de Cuba.
Fuente:Con Poder.Net
Publicar un comentario