lunes, 31 de agosto de 2009

CHAVEZ VIAJARA POR LIBIA, ARGELIA, SIRIA, IRAN BIELORRUSIA Y RUSIA PARA DEMOSTRAR QUE TIENE ALIADOS DUROS


El presidente venezolano, Hugo Chávez, emprende hoy una gira por Libia, Argelia, Siria, Irán, Bielorrusia y Rusia con la que, a juicio de analistas locales, busca "demostrar que tiene aliados duros" y que seguirá "profundizando su 'revolución'".

La gira por esos seis países, a los que ha visitado entre dos y siete ocasiones en la última década, tiene, según explicaba este domingo el presidente, objetivos "geopolíticos y económicos", y deja clara "la gran dinámica en la que ha entrado la política exterior pluripolar" del Gobierno.

La ampliación de la cooperación energética, técnico-militar y financiera centran los acuerdos que se suscribirán en cada uno de esos Estados, de acuerdo a datos oficiales venezolanos.

A juicio de la internacionalista venezolana María Luisa Romero, con estas visitas Chávez quiere enviar un mensaje de que "tiene aliados duros" y que "no va a echar para atrás su revolución".

Romero argumentó, en entrevista con Efe, que el mandatario venezolano es consciente de que la "expansión" de su proyecto político en Latinoamérica "es limitada". Los nuevos gobiernos de izquierda se están aliando con el ala "moderada", que representaría Brasil, y no la "radical" como la venezolana, sostuvo la profesora universitaria.

Chávez también se enfrenta con el tono "moderado" de la administración estadounidense de Barak Obama, lo que, añadió la internacionalista, "está haciendo efecto" en el sentido de que no le ayuda en su intento por mantener "incendiada" la región.

Ante esa situación, el presidente venezolano "busca provocar hablando de la guerra" en la zona a raíz del nuevo acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos, y promociona su nueva gira diciendo que es "importante" para "acelerar los planes de cooperación con" países "aliados estratégicos", explicó Romero. «Hay razones de mucho más peso para acelerar los planes de cooperación con los países aliados en lo estratégico»Al anunciar esta gira internacional, el pasado 15 de agosto, Chávez afirmó que ahora, cuando Venezuela se encuentra "en la mira del imperio" norteamericano, "hay razones de mucho más peso para acelerar los planes de cooperación con los países aliados en lo estratégico".

Venezuela y Colombia comparten 2.219 kilómetros de frontera terrestre, y Chávez insiste en que el nuevo convenio militar de Bogotá y Washington -que prevé el uso de siete bases colombianas por parte de tropas estadounidenses- es una "amenaza" para la "revolución" que dirige desde hace una década.

De Trípoli a Moscú
De acuerdo al programa oficial de la gira, Chávez estará el 1 de septiembre en Libia, para cumplir su quinta visita a ese país, centrada en la conmemoración de la revolución, y el día 2 en Argelia, que ha visitado en tres ocasiones. Libia y Argelia, además de Irán, son socios de Venezuela en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Los días 3 y 4 de septiembre el gobernante cumplirá su segundo visita oficial a Siria; y los días 5 y 6 estará en Irán por octava ocasión.

El próximos 7 y 8 de septiembre Chávez realizará su cuarta visita oficial a Bielorrusia, y el día 10 culminará su gira en Rusia, en el que será su sexto viaje a ese país. Chávez destacaba ayer que en Moscú se entrevistará con sus "hermanos" Dmitri Medvédev, presidente de Rusia, y Vladimir Putin, primer ministro, para "seguir fortaleciendo la alianza estratégica" bilateral. Esa alianza tiene el petróleo como uno de los "temas de mayor importancia", dijo, toda vez que Venezuela y Rusia son unos "gigantes productores de crudo".

Caracas informó este lunes de que Venezuela y Rusia "avanzan" en las negociaciones para explotar conjuntamente el bloque Junín 6 de la Faja del Orinoco, en un proyecto que involucra "una inversión superior a los 20.000 millones de dólares".

Está previsto que Chávez suscriba en Rusia acuerdos en materia técnico-militar, petrolera y bancaria, preparados a mediados de agosto en Moscú por el vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales, y viceprimer ministro ruso, Igor Sechin.

El presidente venezolano pretende comprar a Rusia tanques y otros armamentos a fin de "incrementar la capacidad operativa" del Ejército y los "sistemas defensivos antiaéreos", según ha dicho.

El Gobierno de Venezuela ha comprado en los últimos cuatro años 24 cazabombarderos Sukoi-30, medio centenar de helicópteros MI-17, M-26 y M-35 y 100.000 fusiles AK, por más de 3.000 millones de dólares, según fuentes rusas.
Fuente:ABC.es
Publicar un comentario