jueves, 27 de agosto de 2009

Alumnos y académicos ven positivo que Argentina despenalice mariguana

Alberto Ponce de León
El Diario de El Paso


Académicos y estudiantes de la Universidad de Texas en El Paso ven positivo el hecho de que Argentina despenalizara el consumo privado de la mariguana, siempre que éste no afecte a terceros.

“Una cosa interesante es que América Latina está experimentando cambios sociales y culturales”, dijo el presidente de la carrera de antropología de UTEP, Josiah Heyman.

No obstante, mencionó, la pura despenalización del uso de las drogas no es una solución mágica al problema, sino apenas un paso de búsqueda en el tratamiento del fenómeno criminal del narcotráfico.


La descriminilización de la droga es sólo un paso para enfrentar el fenómeno del narcotráfico, debido a que este factor debe acompañarse de un mecanismo de acceso a tratamientos y de un cambio social sobre el consumo de drogas, explicó.
La mariguana, afirmó el antropólogo, es una droga tan blanda que, “probablemente”, el consumo de azúcar en exceso resulta más dañino que ésta para la salud pública de una sociedad cualquiera.

“Y qué decir de las drogas como el alcohol y el cigarro”, agregó. “Tenemos que dejar la política pública de represión en lugar de la sanidad y la salud. No se trata de eliminar el consumo, pero sí reducir, mediante un cambio de actitud pública”.

La Corte Suprema de Justicia de la Argentina declaró ayer inconstitucional la penalización de la tenencia de mariguana para consumo personal entre adultos que no afecten a terceros, según agencias.

“No cabe penalizar conductas realizadas en privado que no ocasionen peligro o daño para terceros. Los argumentos basados en la mera peligrosidad abstracta, la conveniencia o la moralidad pública no superan el test de constitucionalidad”, aseguraron los siete ministros del máximo tribunal en un fallo unánime.

La legislación vigente en Argentina, de 1991, sanciona con prisión de hasta 2 años al portador de drogas, sin discriminar si se trataba de un usuario social, un consumidor, un adicto o un traficante.

En su fallo, la Corte enfatiza que de manera simultánea, debe continuar una política para “perseguir a los vendedores y a los narcotraficantes sin penalizar a los usuarios”.

Académicos de la Universidad de Texas en El Paso, tales como Howard Campbell y Tony Payán, han dicho que este tema debe tratarse desde una perspectiva social y no policial.

Sobre la despenalización de la mariguana en Argentina, dijo el antropólogo Campbell: “Hay que ver en los hechos reales cómo afecta en la vida pública. En México, yo recuerdo que el gobierno supuestamente permitía el uso cuando no era para fines lucrativos. Yo diría que hay que ver cómo funciona. Ojalá y sí funcione como se quisiera”.

Nubia Legarda, estudiante de UTEP de 20 años de edad y presidenta del recién formado grupo de Estudiantes por una Política Pública Sensible sobre las Drogas, dijo ver con beneplácito que en Argentina hayan tomado este paso.

“Ojalá que EU vea eso”, dijo. “Tenemos 40 años peleando con la fuerza contra esto y en vez de que se mejore ha salido peor. En vez de tratar el tema criminal debiera ser tratado como de salud pública”.

Cabe recordar que el fenómeno del narcotráfico ha cobrado la vida de más de 3 mil personas en Juárez.
“Todo esto dejaría de seguir pasando en Juárez”, agregó.
Publicar un comentario