miércoles, 22 de julio de 2009

Polémica por participar Rick Warren en una conferencia musulmana


OAKLAND, EEUU, 07/2009 Entrecristianos, IPS, OC Register, Bill Berkowitz. / ACPress.net
El conocido pastor bautista de la iglesia de Saddleback fue uno de los invitados excepcionales en la convención anual de la Sociedad Islámica de América del Norte (ISNA). Warren, ante un auditorio de ocho mil personas, defendió que es necesario superar «la simple tolerancia» y el diálogo interreligioso para pasar a «un respeto» que lleve adelante un «proyecto interreligioso», para hacer frente a los grandes problemas mundiales, como las guerras, las enfermedades o la pobreza.
Rick Warren, autor del best-seller ´Una vida con propósito´, es uno de los líderes evangélicos más influyentes en la actualidad. El hecho de que el pastor haya participado en la convención islámica más importante de Norteamérica ha levantado discusiones y opiniones enfrentadas.

El mensaje de Warren se centró en resaltar las posibilidades de su proyecto PEACE, que pretende luchar contra los grandes problemas de la humanidad: la pobreza, la guerra, la enfermedad, la corrupción y el analfabetismo. «Algunos problemas son tan grandes que hay que unirse para abordarlos», expresó el pastor ante la audiencia, que reaccionó con aplausos ante un mensaje de poco más de 20 minutos.

Además, Warren rechazó la vía del diálogo interreligioso, para pasar al «proyecto interreligioso». Entre ambas cosas «hay una gran diferencia», sostuvo. Y explicó: «Hablar es muy barato. Se puede hablar y hablar y no lograr nunca nada. El amor es algo que hacemos. Es algo que hacemos juntos». Pidió a los musulmanes y a los cristianos que trabajen juntos para crear sentido, promocionar la paz y hacer frente a los grandes problemas mundiales. Además animó a ambos grupos a manifestarse en contra de los intentos que se hacen por crear estereotipos, y urgió a respetarse mutuamente a pesar de las diferencias. «He sido encomendado al amor y al respeto a todos», dijo Warren.

El tema de la convención de este año, ´La vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad´, fue «un llamado al pluralismo y a la construcción de puentes entre diferentes comunidades religiosas en Estados Unidos, simbolizadas por la selección de la ISNA de tal vez el principal líder cristiano (del país) como orador inaugural», sostuvo en el sitio web de la entidad Frankie Martin, presidente de la cátedra Ibn Khaldun de investigaciones en la American University.

Rick Warren habló también de la controversia que suscitaría su participación en la conferencia, diciendo que «es muy fácil ser extremista de cualquier tipo, y con ello tendrá a muchas personas en contra. Pero si lo que lo que se quiere es intentar fomentar relaciones (como invitar a un pastor evangélico a esta conferencia) te criticarán por ello. Y esto es lo que me ha pasado».

REACCIONES CRÍTICAS ENTRE LOS EVANGÉLICOS
En el mundo islámico, la participación de Warren fue recibida con satisfacción. «Creo que lo que dijo fue fantástico», dijo Shiran Elkoshairi, musulmán de Virginia. «Históricamente, la cooperación interconfesional fue la forma en que convivimos, pero nos hemos olvidado de ello con el tiempo». Elkoshairi destacó que le gustaba especialmente la forma en Warren dice que «el amor es un verbo, una acción más que una emoción».

Entre los evangélicos, antes de la conferencia ya había críticas contra la participación del pastor. Pero después de la misma, las críticas derivaron hacia el contenido «vacío de evangelio» del mensaje de Warren. El bloguero Eric Barger señaló que «en vez de intentar ver cuánto tenemos en común con ellos (los musulmanes), los creyentes comprometidos deberían pasar su tiempo destacando las marcadas diferencias entre el Islam y la cristiandad».

Steve McConkey, presidente de la organización cristiana 4 Winds, manifestó en un comunicado: «Hablar en reuniones interreligiosas no debería hacerse si uno no les dice a los escuchas que Jesucristo es el único camino hacia el Cielo. Punto. Al no hacerlo, la persona está diciendo que todos los caminos conducen a Dios mediante las acciones… Con el silencio de Warren sobre Cristo, hizo que su audiencia musulmana creyera que las obras salvarán a la gente».

Pocos días después de su aparición, el servicio de noticias OneNewsNow, de la Asociación de la Familia Estadounidense del reverendo Donald Wildomon, publicó un artículo titulado: «Warren hace el juego a organización musulmana y omite evangelios».

También informó que Jan Markell, fundadora de los Ministerios de los Olivos, organización judía mesiánica, criticó rotundamente a Warren. «Lo siento, esa clase de (solución) de ´llevémonos todos bien´ no es posible, y lo que él tenía que hacer era decirles la verdad», dijo. «Pero eso no es lo que hace Rick Warren. Él no dice la verdad, por lo menos no cuando está fuera de su iglesia de Saddleback», agregó.

Erick Stakelbeck, presentado como analista de temas de terrorismo de la televisiva Red de Transmisiones Cristianas (CBN), destacó que la aparición de Warren en la ISNA «no fue la primera en que habló ante una controvertida organización islamista». En 2008 lo hizo en la conferencia anual del Consejo Musulmán de Asuntos Públicos (MPAC, por sus siglas en inglés). «El prontuario del MPAC puede no ser tan malo como el de la ISNA o el del CAIR (Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas), pero ellos tampoco son exactamente las Girls Scouts», escribió Stakelbeck.

Después de la conferencia, Warren no quiso dar explicaciones a la prensa. Pero sí se expresó por medio de un blog, en el que se defendió de las críticas. «Cada vez que me dirijo a cualquier grupo no cristiano, soy criticado por los creyentes que no entienden realmente cuánto Jesús ama a la gente perdida», escribió en el blog. «Ellos están más preocupados con su propia percepción de la pureza que por la salvación de aquellos por los que murió Jesús».
Publicar un comentario