jueves, 16 de julio de 2009

Pastor criticado por hablar con musulmanes

(NoticiaCristiana.com) El pastor estadounidense Rick Warren nunca cultivó precisamente un bajo perfil. Sin embargo, desde que se encargó de la invocación religiosa en la ceremonia de investidura del presidente Barack Obama, el 20 de enero, parece haber quedado en silencio.

No es que Warren haya desaparecido de la escena pública, sino que no se lo ha visto en las influyentes redes de televisión por cable.

Hace pocos meses, hubo revuelo por el grado de apoyo que prestó a la Proposición 8, iniciativa contra el matrimonio de personas del mismo sexo en el occidental estado de California, que fue aprobada en noviembre.

Quienes están a favor del matrimonio gay señalaron que Warren era un partidario manifiesto de su prohibición (y que tenían el vídeo que lo probaba), mientras que él mantuvo una posición tibia, que enfureció a muchos de sus colegas cristianos conservadores.

Warren es el fundador de la Iglesia de la Comunidad de Saddleback –en realidad una megaiglesia, en el californiano condado de Orange– y autor del libro “Una vida con propósito”, que vendió más de 30 millones de copias en todo el mundo.

Hace poco alborotó el avispero de los conservadores cristianos con su aparición, el 4 de este mes, en la convención anual de la Sociedad Islámica de América del Norte (ISNA, por sus siglas en inglés).

El tema de la convención de este año, “La vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, fue “un llamado al pluralismo y a la construcción de puentes entre diferentes comunidades religiosas en Estados Unidos, simbolizadas por la selección de la ISNA de tal vez el principal líder cristiano (del país) como orador inaugural”, sostuvo en el sitio web de la entidad Frankie Martin, presidente de la cátedra Ibn Khaldun de investigaciones en la American University.

La ISNA, con sede en el central estado de Indiana, reúne a organizaciones musulmanas de todo el país, y su convención anual congrega a más de 30.000 personas.

En su sitio web, la ISNA sostiene que “además de construir puentes de entendimiento y cooperación dentro de la diversidad que es el Islam en Estados Unidos, ahora juega un rol crucial en extender esos puentes a todas las personas de fe en América del Norte”.

Aunque la aparición de Warren puede no haber sido calculada para volver a elevar su perfil público, tuvo lugar cuando faltan apenas dos meses para el lanzamiento de su próximo proyecto nacional –en asociación con el Reader’s Digest–, la Campaña Nacional de Opciones para Sanar la Vida.

Buscando alguna medida que sirviera de “común denominador”, Warren dijo a los varios miles de concurrentes a la convención que las dos religiones más grandes del mundo necesitaban trabajar juntas para derribar estereotipos y hacer frente a muchos asuntos globales.

“Algunos problemas son tan grandes que hay que unirse para abordarlos”, expresó.

En los últimos años, Warren ha tenido una relación incómoda con los líderes históricos de la derecha cristiana. Aunque alega no pertenecer a ese movimiento, se opone con vehemencia al aborto y a los matrimonios entre homosexuales.

La agencia Associated Press señaló que Warren ha irritado a los conservadores cristianos al decir que los activistas evangélicos de la vieja guardia eran “demasiado partidistas y estrechos de miras”.

Reconociendo que su aparición en la reunión de la ISNA sería controvertida, Warren dijo a la multitud: “Es más fácil ser un extremista de cualquier clase porque entonces uno sólo tiene un grupo de gente que se enloquece por uno. Pero si uno realmente intenta construir relaciones –como invitar a un pastor evangélico a su reunión– será criticado por eso. Eso me ocurrirá a mí”.

El bloguero Eric Barger señaló que “en vez de intentar ver cuánto tenemos en común con ellos (los musulmanes), los creyentes comprometidos deberían pasar su tiempo destacando las marcadas diferencias entre el Islam y la cristiandad”.

Steve McConkey, presidente de la organización cristiana 4 Winds, manifestó en un comunicado: “Hablar en reuniones interreligiosas no debería hacerse si uno no les dice a los escuchas que Jesucristo es el único camino hacia el Cielo. Punto. Al no hacerlo, la persona está diciendo que todos los caminos conducen a Dios mediante las acciones… Con el silencio de Warren sobre Cristo, hizo que su audiencia musulmana creyera que las obras salvarán a la gente”.

Pocos días después de su aparición, el servicio de noticias OneNewsNow, de la Asociación de la Familia Estadounidense del reverendo Donald Wildomon, publicó un artículo titulado: “Warren hace el juego a organización musulmana y omite evangelios”.

También informó que Jan Markell, fundadora de los Ministerios de los Olivos, organización judía mesiánica, criticó rotundamente a Warren. “Lo siento, esa clase de (solución) de ‘llevémonos todos bien’ no es posible, y lo que él tenía que hacer era decirles la verdad”, dijo.

“Pero eso no es lo que hace Rick Warren. Él no dice la verdad, por lo menos no cuando está fuera de su iglesia de Saddleback”, agregó.

Erick Stakelbeck, presentado como analista de temas de terrorismo de la televisiva Red de Transmisiones Cristianas (CBN), destacó que la aparición de Warren en la ISNA “no fue la primera en que habló ante una controvertida organización islamista”.

En 2008 lo hizo en la conferencia anual del Consejo Musulmán de Asuntos Públicos (MPAC, por sus siglas en inglés). “El prontuario del MPAC puede no ser tan malo como el de la ISNA o el del CAIR (Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas), pero ellos tampoco son exactamente las Girls Scouts”, escribió Stakelbeck.

“¿Quién investiga los antecedentes de estas entidades para Warren antes de que él acceda a aparecer en un acto público? Y ¿él estaba al tanto de esos dudosos antecedentes, asociaciones e ideología de MPAC y la ISNA?”, preguntó.

Poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 que dejaron 3.000 muertos en Nueva York y Washington, las autoridades pusieron la mira en las actividades de la ISNA, y de otras organizaciones musulmanas con sede en este país.

Dos años después, concluyó la investigación del Comité de Finanzas del Senado y no se tomó ninguna medida, por no hallarse “nada suficientemente alarmante”, según su presidente, Charles Grassley.

En el sitio web de la ISNA, Frankie Martin destacó que en la convención de la ISNA estuvo presente Yusuf Islam, artista que se hizo célebre bajo el nombre de Cat Stevens, antes de convertirse al islamismo.

La convención estuvo dominada por una “atmósfera de tipo evangélico”, con un importante despliegue de sonido y pantallas gigantes, señaló, que le hicieron recordar a las megaiglesias pr
otestantes.

Warren habló de su Plan PEACE, paz en inglés y a la vez sigla de la frase promover la reconciliación, formar líderes humildes, asistir a los pobres, cuidar a los enfermos y educar a la próxima generación.

También aclaró que él no estaba apenas “interesado en el diálogo interreligioso”, sino en el “proyecto interreligioso”.

Entre ambas cosas “hay una gran diferencia”, sostuvo. Y explicó: “Hablar es muy barato. Se puede hablar y hablar y no lograr nunca nada. El amor es algo que hacemos. Es algo que hacemos juntos”.

* Bill Berkowitz es un conocido analista y observador del movimiento conservador estadounidense. Su columna “Conservative Watch” pasa revista a las estrategias, protagonistas, instituciones, victorias y derrotas de la derecha estadounidense.
Publicar un comentario