jueves, 30 de julio de 2009

Lula y Bachelet, preocupados presencia militar EEUU en Colombia


SAO PAULO (Reuters) - Los presidentes de Brasil y Chile dijeron el jueves que la prevista mayor presencia militar de Estados Unidos en Colombia, que provocó críticas de líderes izquierdistas de la región, podría ser discutida en la próxima reunión de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur).
Historia continua abajo

Luiz Inácio Lula da Silva se manifestó contrario a esa iniciativa, aunque dijo que se abstenía de opinar sobre las decisiones de su colega colombiano, Alvaro Uribe.

Lula y Michelle Bachelet coincidieron, en tanto, en que el tema deberá analizarse en la reunión de Unasur prevista para el 10 de agosto en Quito.

"Puedo decir que a mi no me agrada otra base estadounidense en Colombia", dijo Lula en Sao Paulo en una conferencia de prensa conjunta con Bachelet, que realizó una visita a Brasil.

"Ahora, como a mi no me gustaría que Uribe diese opiniones sobre cosas que hago en Brasil, necesito no dar opiniones en las cosas de Uribe", agregó.

Bachelet indicó que concordaba con su par brasileño en el respeto a la soberanía de cada país y en la discusión del caso.

"Creo que la reunión de Unasur va a ser el momento más oportuno para ver de qué manera las decisiones de cada país pueden afectar decisiones generales", afirmó Bachelet.

Por su parte, Lula dijo que se podría convocar al Consejo de Defensa Sudamericano para que se reuniera en Quito a fin de abordar "el problema de seguridad de nuestras fronteras y, sobre todo, el problema de que Colombia tenga una base estadounidense".

Uribe defiende el incremento de la cooperación militar de Washington para combatir el narcotráfico y las guerrillas en su país, pero sostuvo que el acuerdo prevé ampliar el uso de la infraestructura nacional y no la instalación de bases estadounidenses.

El acuerdo provocó críticas de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega.

Las relaciones entre Caracas y Bogotá se tensaron en los últimos días, luego que Chávez ordenó congelar los lazos con su vecino ante declaraciones de funcionarios de Colombia de que Venezuela habría dado armamento a las guerrillas de las FARC.

Lula dijo el jueves que "la soberanía de un país es intocable" y, aludiendo a las relaciones militares entre Washington y Bogotá, afirmó que "esas cosas tenemos que verlas con cuidado para no generar conflictos ni con Uribe ni con Estados Unidos ni con los vecinos".

El presidente dijo, además, que Brasil ya pidió un diálogo con Estados Unidos sobre la Cuarta Flota de ese país, que fue reactivada el año pasado para actuar en las Américas.

El argumento para la discusión es que el área de actuación de la flota estaría próximo a enormes reservas de hidrocarburos halladas recientemente por Brasil frente a sus costas en el océano Atlántico, bajo un profundo manto de sal.

El pedido de diálogo se hizo antes de que el presidente estadounidense, Barack Obama, sucediera a George W. Bush.

"Mandamos una carta diciendo que nosotros no veíamos con buenos ojos la cuestión de la Cuarta Flota, la idea de la Cuarta Flota, porque me parece que su línea territorial está casi encima de nuestro presal", afirmó Lula.
Fuente:Terra
Publicar un comentario