miércoles, 1 de julio de 2009

Los 500 años del nacimiento de Juan Calvino


PARÍS. AFP. Hace 500 años, un 10 de julio de 1509, nació en Picardía, en el norte de Francia, Juan Calvino, uno de los dos grandes teólogos e iniciadores del protestantismo, movimiento que actualmente cuenta con unos 600 millones de fieles por todo el mundo.

Al igual que su contemporáneo Martín Lutero (1483-1546), al que nunca conoció personalmente, Calvino privilegió la lectura bíblica, el desposeimiento y la “salud por la fe”. Pero más metódico e intransigente, menos apasionado, casi frío, él se distinguió por la creencia en la “predestinación” (Dios ha elegido el destino del hombre, lo que no limita la libertad de éste) y por su rechazo a toda jerarquía episcopal.

Poco se sabe sobre su infancia: nació en la pequeña ciudad de Noyon, en el corazón de Picardía, de una madre devota que murió cuando tenía sólo seis años, y de un padre autoritario y procurador eclesiástico, que desea destinarlo a la Iglesia. Estudia en París, Orleans y Bourges, donde conoce a los discípulos de Lutero y se enfrenta a las ideas de Erasmo y de Guillaume Budé.

En 1533, se convierte en un resuelto adversario de la Iglesia católica y condena, al igual que Lutero, el poder del Papa y de los concilios, así como la confesión. Se ve forzado a esconderse.

Pasa una temporada en Angoulème, y otro en Basilea (Suiza), donde publica, en 1536, su obra maestra, “La institución de la religión cristiana”, en la que preconiza un protestantismo riguroso, una obra que retomará y enriquecerá a lo largo de su vida.

Cuando en 1539 es nombrado profesor de Teología en Ginebra, empieza una nueva vida para él. Allí se adoptó la reforma y él crea la primera escuela primaria, obligatoria, gratuita, abierta tanto a los niños como a las niñas.

Pero dos años después se ve obligado a abandonar la ciudad a la que no volverá hasta 1541, tras una estancia en Estrasburgo, donde frecuenta a Martin Bucero, otro teólogo de la reforma protestante. Quiere convertir a Ginebra en una ciudad “modelo” e impone un rigor que numerosos fieles juzgan excesivo, e incluso acusó de “brujería” a algunas de las víctimas de la peste de 1545.

Cuando muere, el 27 de mayo de 1564, en Ginebra, su renombre ya es universal.

La influencia calvinista se extendió por Suiza romanda (Romandía) y se ha convertido en corriente mayoritaria entre los protestantes franceses (Iglesia Reformada).

Pero el calvinismo también caló en Holanda en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Historiador

Odon Vallet

Según el historiador de religiones Odon Vallet, es difícil hoy en día decir “quién es calvinista y quién no lo es”. Los anglicanos fueron -apunta- influenciados a la vez por Calvino y por el catolicismo, mientras que entre los evangelistas (o evangélicos), hay una parte “histórica” calvinista.

Las grandes familias del protestantismo son los luteranos, los reformados, los anglicanos, y los pentecosteses
Fuente:Hoy Digital.com
Publicar un comentario