lunes, 13 de julio de 2009

LA PROPICIACION



¡Amados! ¡Cuánto los he extrañado!. Deseo que sean prosperados como prospera su alma. Les pido disculpas pero he tenido problemas con la computadora y el Internet, pero con muchos deseos de seguir brindándoles un servicio con todo mi amor.

Este tema de la propiciación es uno de los inherentes a la salvación, por tanto espero que sea meditado en oración, para que seamos edificados. Veamos:

Dios aborrece el pecado y como Juez tiene que mostrar su justa ira (juicio) contra el pecador. Esto no es una negación de su amor. El juez de un tribunal a veces tiene que dictar una sentencia en contra de su propio hijo. Dios, como juez no puede mostrar favoritismo.

Lo primero que notamos acerca de la muerte de Cristo es que fue en propiciación. Esto significa que la ira de Dios aplacada porque Cristo sufrió el castigo que merecían nuestros pecados. Dios ahora puede mostrarse propicio (inclinado a hacer el bien) y misericordioso hacia el pecador.

“Dios envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados” (1 Juan 4:10).

“Y el (Jesucristo) es la propiciación por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo” (1 Juan 2:2).

“Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre”
(Romanos 3:25). En la próxima hablaremos sobre la sustitución.

¡BENDICIONES ABUNDANTES!

Fuente:La Biblia- ¿Puede el hombre conocer a Dios?
Publicar un comentario