miércoles, 22 de julio de 2009

Hay 15 provincias bajo alerta por onda tropical


Santo Domingo.- Los pronósticos de fuertes e intensos aguaceros provocados por una onda tropical, cuyos efectos se extenderán hasta la noche de mañana jueves, motivaron que las autoridades realizaran una reunión de emergencia y declararan alerta roja para ocho provincias y amarilla para seis y del mismo modo anunciaran evacuaciones preventivas de las familias ubicadas en zonas vulnerables.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE), la Oficina Nacional de Meteorología, el Comité Nacional de Embalses y todos los organismo de respuestas a contingencias naturales manifestaron que los efectos de la onda tropical empezarían a sentirse anoche, como a las 8:00, con intensas precipitaciones de hasta 8 milímetros de lluvia, lo que según Gloria Ceballos, directora de Meteorología, “significa una gran cantidad de agua, lluvias de mucha consideración”.

Los lugares de mayores riesgos para los cuales se declaró alerta roja son La Altagracia, Hato Mayor, La Romana, El Seibo, San Pedro de Macorís, Samaná, Santo Domingo y Monte Plata, y alerta amarilla para la provincia Duarte, en especial las localidades del Bajo Yuna, La Vega, San Cristóbal, Azua y Sánchez Ramírez.

Mientras la Comisión de Embalses explicó que se han tomado todas las previsiones de vigilancia y monitoreo y que hasta el momento las presas están dentro de los niveles normales.

Los fuertes aguaceros trajeron consigo desde anoche tormentas eléctricas y ráfagas de vientos. La onda tropical se encontraba anoche sobre la parte oriental del país.

El fenómeno se estaba moviendo desde anoche incrementando la nubosidad y provocando fuertes aguaceros con tormentas eléctricas y ráfagas de vientos en gran parte del país, siendo también de intensidad y frecuencia en el litoral Sur, Cordillera Central, zona fronteriza, y las regiones Noreste y Sureste, extendiéndose gradualmente hacia otras regiones a medida que se mueva hacia el Oeste.

Inundaciones y crecidas
Meteorología advirtió contra inundaciones a los residentes en zonas bajas de las referidas provincias, para que continúen con las medidas de precaución contra crecidas repentinas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

Anoche hubo aguaceros fuertes acompañados de tormentas eléctricas y ráfagas de vientos en gran parte del territorio nacional.

En el encuentro de emergencia Gloria Ceballos indicó que aunque las precipitaciones se van a mantener hasta mañana jueves, tenderán a disminuirse.

Sobre las evacuaciones Luis Luna Paulino, presidente del COE, dijo que desde las horas más temparanas de la mañana las diferentes instituciones que conforman ese organismo se pusieron sobreaviso para coordinar las acciones.

Luna Paulino dijo que se trabaja de manera mancomunada para que no haya ninguna sorpresa, por lo que pidió la colaboración de la población en el seguimiento y comprensión de los boletines, para que no se pierdan vidas humanas.

COPRE DICE QUE LAS PRESAS ESTÁN NORMALES
Las autoridades aseguraron a la prensa de que todos los embalses tienen un nivel de operación normal. En el caso de la presa de Tavera su nivel debería ser de 320 y está en el 319 y tiene capacidad para regular una crecida de 88 millones de metros cúbicos de agua.

Al ofrecer la información, Luis Cuevas, del Comité de Presas y Embalses (Copre), expresó que la situación es normal en Valdesia, Jigüey, Sabaneta y Sabana Yegua. Valdesia tiene su nivel de temporada debería ser de 148 y está en 147.16, tiene capacidad para 22 millones de metros cúbicos. En el caso de Jigüey hay capacidad de vertido libre con setenta millones de metros cúbicos. “O sea que puede haber una crecida y la misma puede ser regulada por el embalse”, significó.

El nivel de Sabana Yegua debería ser de 385.50 y está en 385.10. Su capacidad es de 17 millones de metros cúbicos. Para Sabaneta hay vertido libre y en su embalse pueden entrar 22 millones de metros cúbicos.

“Con relación a los niveles todas las presas están en sus niveles de temporada y en capacidad de regular la lluvia que se han pronosticado sin tener que tomar medidas adicionales o de emergencia”, dijo el funcionario.

La directora de Meteorología, Gloria Ceballos dijo que la onda tropical no llega a los niveles de las tormentas Olga y Noel y citó el ejemplo de que solo la última tuvo más de 500 milímetros de lluvias, lo que ocasionó desastres naturales a nivel nacional. Aseguró que se han tomado todas las previsiones adelantando cualquier eventualidad inmanejable a las autoridades.
Fuente:Listin Diario.com
Publicar un comentario