jueves, 16 de julio de 2009

FUTURO SIN ILUSIONES PARTE 3

3. En Dan.7,25 se nos dice que «a los santos del altísimo quebrantará», una clara referencia a la gran persecución en los cristianos. Ningún conocedor de la historia puede negar, que también esta expresión encontró en el papado su consumación. Las terribles persecuciones de la Edad Media (Cruzadas, mártires, etc.) son un conocido capítulo negro de la historia.

4. Continúa diciendo: «... y pensará cambiar los tiempos y la ley ...». El sistema papal realmente cambió la ley de Dios, los diez mandamientos. Quitó del catequismo el segundo mandamiento que prohibe adorar imágenes, y el cuarto mandamiento, que llama a santificar el sábado (el único mandamiento que alude a «tiempos»). Cambiando este mandamiento traspasó el día de reposo de Dios del séptimo día al primer día de la semana (compare 2 Tes.2,3-4; Sal. 94,20).

Cambio el «tiempo» de la adoración. Un día equivocado fue erigido como día de adoración. En lugar del inamovible sábado original (Ex.20,8-11; 31,13.16-17; Eze.20,12; Isa.56,2.3.6-7; Sal.89,35; Heb.4,1-11; Stg.2,10), el séptimo día guardado por Cristo y sus apóstoles (Luc.4,16; Mat.24,20; Apoc.13,42; Heb.4,10-11), entró en vigencia el primer día de la semana. Este era el día pagano del sol el cual Dios nunca había postulado para ser honrado sino que todo por lo contrario incluso había advertido a su pueblo de no adoptarlo de ninguna manera (Apoc.14,9-11; 16,2; 19,20; compare Eze.8,16-18).

5. «También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias... y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo». Apoc.13,5-6 (compare Dan.7,8.25; 11,36; 2.Tes.2,3-4). Como define la Biblia la blasfemia? En cierta ocasión se lo acusó a Cristo de blasfemia: «... porque tú, siendo hombre, te haces Dios». Juan 10,33. Otra forma de blasfemia la encontramos en Lucas 5.21: «quién es este que habla blasfemias, quien puede perdonar pecados sino sólo Dios?». Ambas formas de describir la blasfemia se aplican al papado («nosotros ocupamos en esta tierra el lugar del Dios Todopoderoso» Encíclica del Papa Leo XIII, 20.6.1994). Al papa se lo denomina también «Santo Padre», aunque Jesús prohibió esta apelación para ser aplicada a seres humanos (Mat.23,9), por estar reservada para nuestro Padre Celestial (Juan 17,11).



6.En Dan.7,25;12,7 y Apoc.12,14 incluso se predice la duración del predominio papal nombrando un lapso de tres tiempos y medio; en Apoc.11,2 y 13,5 un tiempo de 42 meses y en Apoc 11,3 y 12,6 un tiempo de 1260 días. El parámetro bíblico para indicaciones de tiempos proféticos es un día igual un año (compare Eze.4,6 y Num.14,34).

Esto esclarece que todas estas indicaciones de tiempo se refieren a un mismo período de 1260 años literales. Un tiempo significaba en el uso idiomático de aquel entonces un año. En aquellos tiempos se contaban años lunares de 360 días por año. Un mes lunar consta de 30 días (compare Exo. 7,11.24; 8,4). De estas aclaraciones resulta que tres tiempos y medio (años) multiplicado por 12 meses equivale a 42 meses; y que por otro lado 42 meses multiplicados por 30 días equivalen a 1260 días osea a 1260 años literales de evolución histórica.

Estos lapsos predichos los hallamos realmente cumplidos en la historia del papado: la expulsión de los Ostrogodos alrededor del 538 dC. representó la erradicación del último obstáculo al predominio papal, y por lo tanto es aceptado ampliamente como el comienzo del poderío papal. Si contamos desde este momento 1260 años, llegamos al año 1798 dC. Justamente en este año, y en el contexto de la revolución francesa, el General francés Bertier tomó preso al papa Pío VI el cual finalmente murió en cautiverio. De esta forma también se cumplió la predicción: «Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad». Apoc.13,10. Nunca más el papado recuperó una posición de preponderancia y poder tan marcada como hasta ese entonces. Una constitución democrática fue instituida y Roma fue declarada república. De este modo el poder político del papado quedaba quebrado. Exactamente como había sido predicho en la profecía, después de 1260 años.

En Apoc.13,1-10 se describe brevemente la historia de este poder papal, mostrando como surge del imperio universal romano, conduce el mundo durante 1260 años y finalmente recibe su herida mortal.

7. En Apoc.13,3 dice: «Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia...». Esto indica que este poder va a seguir existiendo hasta la segunda venida de Cristo (compare Dan.7.21-22).

8. En el tiempo entre la herida mortal y la recuperación de su poder una nueva bestia entra en escena: «Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada». Apoc.13,11-12.
Fuente:Hechos Futuros.
Publicar un comentario