miércoles, 1 de julio de 2009

!CUIDEMOS A NUESTROS PASTORES!


!Amados! Estamos viviendo tiempos muy dificiles en los que la apostasía arropa a la humanidad, en los que se multiplica la maldad , falsos maestros y falsos profetas utilizando con astucia las artimañas del error y cristianos descuidados en la lectura de la Palabra que son llevados por cualquier viento de doctrina.

Si observamos los acontecimientos que se están dando en todo el mundo vemos que están cayendo pastores, sacerdotes, evangelistas, siervos de Dios que el Señor ha usado para bendecir a muchos. Sin embargo,nosotros somos parte de esos errores y caídas , los que estamos al lado de esas personas no hemos entendido que son seres humanos, con debilidades, con tentaciones, con necesidades, y lo mas importante, que son el blanco mas anhelado por las tinieblas, para destruir la obra de Dios.

Debemos asimilar que los pastores no son dioses, debemos orar por ellos y estar atentos ante cualquier cambio de conducta y acciones que no se correspondan con lo que Dios establece en su Palabra. La Palabra de Dios es clara, y el Señor la respalda. Nunca el Señor va a dar una instrucción a un pastor, que este en contra de lo que El ha establecido.

Pero sucede que algunos pastores utilizando la autoridad que el Señor delego en ellos para guiar a las ovejas, no para gobernarlas, no para sujetarlas a yugo, sino para enseñarles las Escrituras, edificar, consolar y exhortar en amor, hacen un uso inadecuado de esa autoridad, considerandose con derecho a hacer lo que le venga en gana. Ellos deberán rendir cuentas a nuestro Señor por su infidelidad pero nosotros tenemos el deber de ayudarles a no caer, y si caen a levantarse.

Lo penoso de todo esto es que algunos débiles en la fe se alejan del Señor cuando ven estas caídas. "Cristo es la cabeza de la iglesia de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre si por las coyunturas se ayudan mutuamente, segun la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificandose en amor". De manera que, el pastor es parte del cuerpo y ninguna parte del cuerpo es mas importante que otra.

Por citar un caso veamos el referente al pastor Tomy Moya, un hombre usado por el Señor, consejero y escritor. ¿Creen ustedes que lo sucedido fue de repente, o mejor dicho que no fue pensado antes? Sabemos que los malos pensamientos primero ocupan la mente y cuando bajan al corazón dan a luz el pecado.

¿Sera que en esa Congregacion nadie noto nada? Mis queridos hermanos, lo mas probable
es que muchos se dieran cuenta y callaran, muchos por indiferencia,otros por temor a
llenarse de lepra, utilizo esta expresión porque algunos son intimidados y creen que si descubren el mal se llenaran de lepra como le sucedió a María la hermana de Aaron cuando hablo mal de Moisés.

Debo decir que Moisés era un hombre integro y no había cometido ningún acto digno de reprensión, por eso Dios se disgusto con María, pero en estos casos hubo pecado, y se acuno la iniquidad encubriendo el pecado.

Nuestro Dios es justo, El ama al pecador, pero aborrece el pecado, por tanto nos reclamara por no exhortar en amor como dice el apóstol Pablo y por permitir que estos pastores caigan al no ser cuidados por nosotros.

Se hace necesario que en las iglesias existan los diáconos que confronten el mal, un
pastor que no rinde cuentas a nadie de lo que hace es una presa fácil del enemigo.

Pablo dice en 1ra. de Corintios capitulo 5 cual debe ser el comportamiento de los cristianos ante cualquier caso de inmoralidad. La Escritura es clara en cuanto a nuestra manera de proceder, ella es la antorcha que alumbra nuestro caminar.
Seamos pues guiados por ella, !CUIDEMOS A NUESTROS PASTORES!
Publicar un comentario