miércoles, 1 de julio de 2009

Aviones a la vista


París, Francia.- Los aviones no tripulados, tanto de gran tamaño como algunas versiones en miniatura, se están convirtiendo en los instrumentos favoritos para la guerra y para la vigilancia contra el narcotráfico, el terrorismo y la delincuencia.

En el 48 Salón de la Aeronáutica y del Espacio en Le Bourget, París, estas versiones impresionaron a los visitantes. Dotados de cámaras y sensores especiales, estos aparatos son capaces de maniobrar a grandes distancias teledirigidos por computadoras.

Tienen capacidad para sobrevolar en zonas de combate, en campamentos de guerrillas, en rutas predi lectas para el narcotráfico y en las mismas ciudades, como vigilantes y monitores.

Las señales que emiten sirven para que los puestos de comando puedan ordenar acciones de más envergadura, con equipos tripulados o con tropas en tierra y mar, y también trazan guías para el disparo de cohetes de largo alcance.

Uno de los más atractivos es el Heron TP, que los israelíes utilizan en sus escenarios de guerra y que ahora se emplea en El Salvador y otros países centroamericanos en la lucha contra las drogas.

Además se presentaron helicópteros espías y bombarderos, y radares sofisticados para controlar los aterrizajes de vuelos comerciales y monitorear tormentas y otros fenómenos.

Versiones modernas del 'espionaje aéreo'
Junto con estas versiones modernas del “espionaje aéreo”, el salón Le Bourget mostró al mundo los nuevos tipos de aviones de combate de alta versatilidad, los cohetes y lanzacohetes de todos los tamaños, así como los gigantescos modelos de aviones para pasajeros de la Airbus europea y la Boeing norteamericana y de otros grandes fabricantes mundiales.

Esta 48 versión coincidió con el primer centenario de la aviación comercial y pese a que fue celebrada en medio de la consternación causada por la desaparición del airbus de Air France que volaba desde Río de Janeiro a París, la muestra puso en evidencia el impresionante inventario de modelos nuevos con que la aeronáutica piensa recuperarse después de la crisis económica mundial.

Muestra
Por primera vez, desde 1975, una demostración de la Patrouille de France, a la que se le concedió autorización de volar sobre Bourget tanto el sábado como el domingo para celebrar el centenario de la exhibición de acuerdo con las palabras de Louis Le Portz, jefe ejecutivo de la muestra, “aunque la exhibición se realizó a pesar de la crisis económica global, ésta fue un evento profesional particularmente exitoso y muy popular con el público.


El Show Aéreo de París Le Bourget ha confirmado una vez más su posición como el mejor show aéreo internacional”. En este espectáculo se mostraron alrededor de 30 aviones antiguos, de los años 1909 a 1960.


La gran atracción del momento fue el Airbus 380, con capacidad para cerca de 800 pasajeros, que hizo una exhibición de 10 minutos con un despegue silencioso y majestuoso y con unos giros hacia arriba y hacia los lados a bajísima altura que parecerían imposibles en una estructura de alrededor de 500 toneladas.

También llamaron la atención los modelos de bombarderos Rafale, de Francia, que están operando en Afganistán, el F-18 norteamericano y los modelos de combate de Italia, China e India.

DATOS INTERESANTES SOBRE AVIACIÓN
- 131,000 m de espacio cubierto de exhibición (salones, villas, chalets, edificios externos), y 192,000 m de exhibición estática.

- 2,000 expositores de 48 países.

- 363 unidades de chalets.

- 142 aviones en exhibición, incluidos cerca de 42 que realizaron demostraciones de vuelos.

- 205 delegaciones oficiales de 88 países.

- 62 delegaciones oficiales francesas.

- 140,000 visitantes profesionales.

- Alrededor de tres mil periodistas.

- El primer ministro francés Francois Fillon estuvo a cargo de la inauguración de la exhibición.

- El presidente francés, Nicolás Sarkozy, asistió a la exhibición el sábado.

- 11 ministros del Gobierno asistieron a la exhibición

- Un total de 380,000. asistentes, incluidos 140 mil visitantes profesionales. 205,000 público en general, delegaciones francesas y extranjeras, periodistas y expositores.
Publicar un comentario