martes, 14 de julio de 2009

AUXILIO A TIEMPO ES LA PREVENCION


Por: Isabel Franco

Son alarmantes los niveles que ha alcanzado la delincuencia en el país fruto del tráfico y consumo de drogas narcóticas llegando a extremos tales que no se respeta lugar, familia, ni ningún tipo de limitaciones para consumirlas y traficarlas.
La misma policía nacional declara que la mayoría de los crímenes que se están cometiendo en la actualidad son causados por los traficantes y consumidores de las mismas.

Es mi opinión que los programas de detección y apoyo a los consumidores deben ser modificados y asignársele un mayor presupuesto a las entidades que los promueven. Sin embargo, los centros de ayuda a estos casos apenas cuentan con un presupuesto irrisorio diciendo a gritos que no tienen espacio ni presupuesto para albergar los “enfermos “que van en aumento.

En necesario que además de la ayuda a los consumidores se trabaje de forma seria en la prevención de este mal, pero ¿Cómo evitar que nuestros jóvenes visiten las discotecas y que allí alguien se las ofrezca? ¿Se está haciendo algo al respecto? Y en las universidades ¿Qué mecanismos están utilizando para saber el número de consumidores que hay entre ellos?

En este sentido cualquiera puede ser tentado y caer en esta horrible trampa de Satanás. La juventud es el blanco predilecto del enemigo de la justicia, si destruye nuestros jóvenes destruye el futuro de la nación, destruye la esperanza de los padres y precisamente por eso enfoca sus cañones hacia ellos con toda clase de basura publicitaria, música perjudicial, programas negativos, internet alienante y demás estrategias que utiliza para lograr sus fines.

Las iglesias deberían tener una participación activa y de hecho la tienen en la reforma de estos jóvenes y la prevención de la drogadicción, pero también enfrentan dificultades económicas para ayudar a aquellos que han caído en ella, podemos citar el caso del Mesón de Dios, entidad que alberga a los jóvenes más desposeídos, los cuales son acogidos, tratados, restaurados sin obtener ayuda significativa del gobierno o para realizar su función.

También vemos el caso de Hogares Crea Dominicano cuyo presidente el señor Leopoldo Díaz se ha referido en múltiples ocasiones a la precariedad con que operan.
EL auxilio a tiempo es la prevención, prestemos mayor atención a este cáncer que está haciendo metástasis en todos los estratos sociales antes que sea tarde.
Publicar un comentario