jueves, 30 de julio de 2009

A/H1-N1. Lo positivo, negativo y preocupante


M.V.Z de la Universidad de Caldas egresado en el año, 1957. Decano de la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios y Zootecnistas Especialistas en Avicultura (AMEVEA). Gestor y Coordinador del Primer Congreso Colombiano e Internacional de Zoonosis. Manizales, Caldas, Colombia, Septiembre 2008.

Miembro Corporación RED Salud Pública Veterinaria (SPVet). Miembro Asociación Veterinarios Vida Silvestre (VVS). Miembro Sociedad Caldense de Ornitología.
El virus de la influenza porcina (H1N1 tipo A) conocido por primera vez en el año 1918, noventa y un años después es noticia mundial. Hoy, existen cuatro subtipos principales del virus de la influenza tipo A aislados de cerdos: H1N1, H1N2, H3N2 y H3N1. Toda catástrofe natural o producida por el hombre, siempre trae consigo algo bueno: construcciones modernas, industrialización, novedosos sistemas de prevención, seguridad, educación masiva a la población sobre el problema presentado, preparación para posibles casos futuros, voluntad política de los gobiernos para enfrentar nuevas emergencias, obtención de recursos económicos para atender las soluciones, solidaridad entre los diferentes entes estatales y medios de comunicación y algo malo: muertes, destrucción, pánico, pérdidas económicas considerables.

Los brotes de Influenza estacional, porcina, aviar, que se vienen presentando desde hace varios años y que todo hace prever que se incrementarán en un futuro, deben considerarse como una verdadera catástrofe natural que trae cosas positivas, negativas y preocupantes porque afectan tanto la salud humana como animal.

Nunca antes a la humanidad le había sido analizado un tema en forma permanente y con tanto despliegue informativo, didáctico y educativo, por parte de todos los medios de divulgación del mundo como el del actual momento, desafortunadamente por una enfermedad que nos debe inquietar a todos.

Las masivas informaciones de prensa, televisión, Internet, revistas especializadas, artículos técnicos, publicaciones de videos, videoconferencias, han realizado una fructífera labor de enseñanza a la comunidad en general, que debe ser reconocida como altamente positiva por la preparación para atender casos futuros que irremediablemente se presentarán.


Lo positivo

1. Los organismos internacionales habían equivocado el camino durante muchos años porque cada uno quiso actuar por su lado, bastó la iniciación de los brotes de A/ H1N1 en Estados Unidos y México para que se preocuparan por trabajar mancomunadamente.

2. La Preocupación de personajes mundiales: Presidentes de los Estados Unidos, Francia, Rusia, España, Canadá, Grecia, Alemania, México y de diferentes países, la Reina Isabel de Inglaterra, Bill Gates y su señora Melinda,, Asociaciones de Médicos Veterinarios, Directores de Academias de Ciencias Médicas, Ministros de Salud, no solo por la inquietud que les causa los brotes de A/H1N1 por afectar no solo la población humana y animal sino también por las dramáticas consecuencias económicas que se originan.

3. La positiva atención a la advertencia oportuna y a los urgentes, angustiosos y repetitivos llamados de la OMS, WHO, FAO, OIE WHO, ONU, BID, CDC y otra gran cantidad de importantes organismos internacionales que tienen que ver con la salud humana y animal.

4. El interés, preocupación y sensibilización a nivel global mostrado por toda clase de personas por poseer un mayor y más actualizado conocimiento tanto de la enfermedad en sí como de todas las medidas preventivas a utilizar.

5. Los múltiples Cursos, Seminarios, Simposios, Foros, Video Conferencias Internacionales, Reuniones de Emergencia, Declaraciones, Reuniones de Ministros de Salud, Programas específicos en radio, televisión, masivos artículos de extensión en revistas económicas, médicas y en todos los periódicos del mundo.

6. Preocupación de laboratorios oficiales y particulares y de sus técnicos por actualizarse y estar así preparados para prestar una colaboración inmediata para atender emergencias.

7. Incremento de la vigilancia clínica y monitoreo permanente en explotaciones comerciales porcícolas y avícolas, de la capacitación y enseñanza a todos los niveles de empleados y trabajadores de estas explotaciones.

8. Mayor y estricta vigilancia en las fronteras, aeropuertos, terminales terrestres, tendientes a monitorear personas procedentes de países, provincias, departamentos y regiones en donde se hayan comprobado casos sospechosos o positivos en humanos.

9. El interés y preocupación de la medicina humana y las otras disciplinas relacionadas con la salud, por conocer en más detalle todo lo relacionado con la influenza aviar, porcina. y otras zoonosis.

10. Publicaciones de folletos, cartillas didácticas y educativas, dirigidas al común de las gentes informando sobre la influenza y bioseguridad. Vale la pena destacar que en los consultorios ya se encuentran gran cantidad de revistas médicas con diversidad de artículos sobre esta enfermedad.

11. Informaciones amplias y permanentes sobre la Influenza aviar en las páginas Web de los más importantes organismos mundiales y seccionales de salud, asociaciones medicas, laboratorios, universidades, colegios de médicos veterinarios, hospitales, ministerios de agricultura y salud pública, igualmente, muchos bancos y entidades financieras han colocado información al respecto y que tienen como fin ilustrar a la opinión pública para mantener un nivel alto de alerta.

12. Planes de contingencia en diferentes naciones, en donde aún no se ha comprobado la enfermedad, capacitaciones y simulacros de brotes con la participación de técnicos, médicos que incluye preparación de emergencia, vigilancia, investigación y tratamiento de casos, prevención de la transmisión de la enfermedad y manejo de servicios especiales.

13. Conferencias en escuelas, colegios, universidades, en muchos países y proyección de películas informativas sobre la enfermedad

14. El que grandes multinacionales, cadenas hoteleras, aerolíneas, están empezando a prepararse contra posibles brotes futuros de cualquier influenza, para proteger sus operaciones y equipos y buscando lugares alternos de trabajo en caso de que se declare una cuarentena. Para el efecto están haciendo inventarios de desinfectantes de manos, máscaras respiratorias, bolsas para contenidos biológicos y se han proyectado planes para que los empleados laboren desde sus casas en el caso que se oficialice una cuarentena.
Fuente:Portales Medicos.com
Publicar un comentario