martes, 28 de julio de 2009

ACERCA DEL NEPOTISMO


Por: Isabel Franco
Está de moda esta palabra ahora en todos los medios de comunicación en razón de las acusaciones en contra de uno o dos funcionarios del Estado sobre los cuales se está descargando y desahogando lo que a través de los tiempos y en la actualidad no se puede hacer contra otros “privilegiados” que han hecho uso de esta práctica y de otras mucho peores.

Antes de expresar mi opinión sobre este tema veamos qué es el nepotismo:
Según el diccionario enciclopédico, nepotismo es una forma de favoritismo en la corte pontificia que consistía en conceder altos cargos a los parientes del papa. 2.- Concesión de cargos y favores a familiares, en detrimentos de otros.

El favoritismo siempre ha sido una práctica dentro de nuestras instituciones. Tanto públicas como privadas, aunque en razón de lo que envuelve la manera de hacer política en nuestro país, en donde hay escases de oportunidades y de fuentes de empleos, es más común y normal en las públicas.

El conceder un cargo a amigos y familiares siempre y cuando estén aptos para la función a desempeñar, no tiene nada de criticable, lo que si se podría definir como perjudicial es que se le otorguen beneficios que no estén contemplados para la posición a ocupar y que se haga un uso y abuso del parentesco o amistad con el empleador, y que ademas no se le den oportunidades a otros que no sean familiares o amigos.

Debemos enfatizar que en la mayoría de nuestras instituciones públicas no se hace uso de manuales de descripción de cargos, de funciones, y no hay establecida una escala de sueldos y salarios acorde con el mercado laboral vigente.

Entonces la pregunta seria ¿Cómo se rigen estas instituciones si no tienen el patrón a seguir, y si lo tienen hace tiempo que se desvirtuó el origen del mismo?
Es muy notorio que como siempre “la soga se parte por lo más fino”, y cuando se le quiere hacer daño a alguien o eliminarlo del juego, entonces es cuando se le sacan todos los trapitos al sol como se diría en buen dominicano. Surge la pregunta ¿Son estos los únicos casos de nepotismo en el país? ¿No hay acaso otros casos de corrupción administrativa peores en los cuales se han desfalcado al Estado con millones ¿ No me pregunten cuales porque no es esa mi intención, lo que quiero destacar es que debemos fortalecer nuestras instituciones, debemos institucionalizar los reglamentos , exigir que se manejen con criterio más técnico que político.

Quiero recalcar que no hay nada de malo en emplear familiares y amigos si reúnen los requisitos establecidos para el cargo a ocupar. A la luz de las Escrituras nuestro Señor nos manda a “hacer bien a todo el mundo y sobre todo a los hermanos en la fe” de manera que sería injusto dejar sin empleo a familiares y amigos que como dominicanos tienen el mismo derecho que los demás a ganarse el sustento a través de un trabajo digno.

En tal sentido lo que si debemos establecer claramente es que van a cumplir con sus funciones de manera optima y que no van a hacer uso y abuso de los lazos familiares o de amistad que lo unen al empleador.

Entonces sea usted honesto y hágase la pregunta ¿obro con justicia cuando no ayudo a quien puedo ayudar? ¿Es nepotismo igualdad de condiciones para todos incluyendo mis familiares y amigos? ¿Por qué no se cuestiona o investigan los casos de personas influyentes sin necesidades económicas prioritarias que reciben ayudas y sueldos en diferentes instituciones del estado sin realizar ninguna función? . Esos casos sin son criticables porque le están negando la oportunidad a otros que si lo necesitan y a que a la vez ofertan sus servicios a cambio de un sueldo.

En tal virtud no nos dejemos engañar por las propagandas dirigidas y escándalos fabricados que no están fundamentados real y efectivamente en solucionar los problemas existentes, sino más bien en hacer daño y distraer la atención de cosas mucho más graves y acuciantes.
Publicar un comentario