miércoles, 3 de junio de 2009

Susan Boyle cantará para Obama el 4 de julio, Día de la Independencia de EEUU


Londres.- Susan Boyle, la escocesa que saltó a la fama mundial tras su participación en el concurso británico "Britain's Got Talent", recibió una invitación formal de la Casa Blanca para actuar ante el presidente Barack Obama en la celebración del Día de la Independencia de EEUU, el 4 de julio.


Según señaló el hermano de la cantante John Boyle al rotativo británico "Daily Mirror", Susan está encantada con la idea y "espera ansiosamente que llegue ese momento".


No es la primera vez que el Ejecutivo estadounidense muestra interés por la británica, que ya fue invitada a una recepción en Washington en mayo, a la que no acudió por problemas de agenda.
John Boyle confirmó también que el prestigioso compositor británico Andrew Lloyd Webber -creador de musicales de la talla de "El fantasma de la ópera" o "Evita"- ha manifestado su interés por trabajar con la desempleada escocesa convertida en fenómeno de masas tras su paso por el programa de "cazatalentos".


Sin embargo, la fama alcanzada por Boyle en las siete semanas de concurso tiene también su lado negativo, ya que la presión mediática a la que se ha visto sometida le ha llevado directamente a una clínica psiquiátrica, donde ingresó el pasado domingo con síntomas de "agotamiento y cansancio emocional".


Boyle, que perdió la final de "Britain's Got Talent" frente al grupo de bailarines "Diversity", podría permanecer ingresada unas semanas más hasta que esté preparada para "digerir cómo será su vida después del concurso", indicaron hoy los facultativos a su cargo.


Por el momento, se desconoce si la intérprete -que se metió al público en el bolsillo tras su interpretación del tema del musical Los Miserables "I dreamed a dream" (Soñé un sueño)- será capaz de participar en la gira que todos los concursantes del programa comenzarán el 12 de junio en Birmingham (Inglaterra).


El doctor Chris Thompson ha indicado que puede que Boyle no esté preparada para iniciar la gira, ya que el tratamiento al que está siendo sometida dura, de media, unos 21 días.


Cuando se recupere, la escocesa tendrá que decidir hacia dónde dirigir su carrera, ya que cuenta con numerosas ofertas para actuar a uno y otro lado del Atlántico, entre ellas la de iniciar una gira por EEUU en la que puede ganar unos 8,9 millones de euros (12,6 millones de dólares).

Fuente:Listin Diario.com
Publicar un comentario