jueves, 18 de junio de 2009

PRSC despeja el camino a Carlos Morales Troncoso


Santo Domingo- Tras caldeados incidentes entre militantes de tendencias, el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) decidió ayer cambiar la modalidad de primarias y convocar para el 28 de este mes a una asamblea extraordinaria para modificar los estatutos y poder elegir, mediante una asamblea nacional de delegados, una plancha de consenso que asuma la dirección de ese partido.

Esta decisión despeja el camino para la proclamación del canciller Carlos Morales Troncoso como presidente de la organización política.

La comisión ejecutiva reunida ayer en el local del PRSC decidió convocar a una asamblea extraordinaria para el domingo 28 de junio a las 10:00 de la mañana en ese local, la cual otorgaría facultad en los estatutos a la asamblea de delegados compuesta por 1,252 miembros de todos los puntos del país y las seccionales del exterior, para elegir a la nueva dirección.

El incidente más violento ocurrió a las 11:45 de la mañana cuando llegaron a la sede reformista Amable Aristy Castro y Ramón Rogelio Genao, quienes subieron a la segunda planta en medio de trompadas y empujones entre los miembros de su seguridad y los empleados del PRSC que custodiaban el acceso al salón de la reunión.

Al mediodía del 28 de junio la asamblea se convertiría en ordinaria, para escoger la plancha del consenso, en la que la mayoría de los dirigentes señala a Morales Troncoso como presidente del partido.

El presidente del PRSC, Federico Antún Batlle, informó que ayer se decidió crear una comisión para “afinar la reforma estatutaria”, integrada por el secretario general del PRSC, Luis José González Sánchez, Florentino Carvajal Suero y Fidias Aristy.
Antún Batlle destacó que “el consenso no significa la unanimidad, pero significa la razón de la mayoría”, y que se aprobó devolverle los recursos a los candidatos que se inscribieron para las primarias, pero todos quedan con el derecho de ser tomados en consideración para las diferentes posiciones en el partido.

Los dirigentes reformistas que se mantuvieron leales a la organización tendrán prioridad en este proceso de renovación partidaria, aunque “se abrieron las compuertas” para los reformistas que regresaron, señaló Antún Batlle.
En la reunión el dirigente reformista Gustavo Merán solicitó la expulsión del secretario de organización, José Osvaldo Leger, por abandonar sus funciones y no asistir a las reuniones de los organismos.

Desde temprano en la mañana decenas de militantes coparon la sede del PRSC, lo que no ocurría desde la pasada campaña electoral. Los militantes portaban carteles y exigían primarias, mientras otros abogaban por la plancha de consenso.

No faltaron los vendedores de frutas, helados, cocos, frituras y los tradicionales “pica pica” y señoras con recetas que mostraban a los dirigentes reformistas para que les ayudaran a pagarlas.
Publicar un comentario