jueves, 25 de junio de 2009

Las operaciones para perder peso reducen el riesgo de cáncer en las mujeres


Londres.- La cirugía bariátrica, empleada en el tratamiento de la obesidad mórbida, reduce en un 42 por ciento las probabilidades de que una mujer con sobrepeso padezca cáncer, según un estudio publicado hoy por la revista británica "The Lancet".

La obesidad ha sido siempre considerada un factor de riesgo para el desarrollo de algunos tipos de tumores, pero nunca hasta el momento se había demostrado que las intervenciones quirúrgicas para combatir el sobrepeso pudieran poner freno a esta enfermedad.

Según las últimas estimaciones, el 20 por ciento de las mujeres y el 14 por ciento de los hombres que mueren como consecuencia de un tumor padecen obesidad.

Un equipo del Hospital Universitario Sahlgrenska de Gotemburgo (Suecia) liderado por el profesor Lars Sjöström ha revelado ahora que la cirugía bariátrica reduce casi a la mitad el riesgo de que el colectivo femenino padezca cáncer.

La cirugía bariátrica consiste en reducir la capacidad del estómago mediante distintas técnicas, como la gastroplastia, el by-pass gástrico o la banda ajustable.

Los expertos consideran que este efecto beneficioso se debe a la revolución hormonal que la operación de reducción de masa corporal tiene en las mujeres.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron durante casi 11 años a 2.010 pacientes obesos que se habían sometido previamente a una intervención quirúrgica, tanto hombres como mujeres, a quienes compararon con otros 2.037 individuos que recibieron un tratamiento alternativo o que no fueron tratados.

A lo largo de este período, las mujeres que habían pasado por el quirófano perdieron una media de 19,9 kilogramos, frente a los 1,3 kilogramos que bajaron las integrantes del otro grupo.

Esta diferencia en la pérdida de peso repercutió también en el nivel de incidencia del cáncer en ambos grupos: mientras en el de "operadas" se detectaron 79 casos de cáncer, en el de "no operadas" se contabilizaron 130.

Sin embargo, a pesar de esta clara diferencia entre las mujeres, los investigadores observaron que no había grandes diferencias entre los hombres que habían sido intervenidos y aquellos que no.

Según los expertos, esto se debe a que muchos tipos de cáncer están ligados a los niveles de estrógeno en el cuerpo de la mujer, con lo que la revolución hormonal derivada de la intervención puede reducir el riesgo.

Asimismo, añaden que es posible que la cirugía bariátrica también tenga efectos positivos en los hombres, pero tarden más tiempo en hacerse evidentes.
Fuente: Listin diario.com
Publicar un comentario