jueves, 11 de junio de 2009

Excluyen a Pastores mexicanos de la política


Mexico. La Secretaría de Gobernación recordó a los pastores evangélicos que está prohibido realizar proselitismo político o inducir el voto a favor o en contra de candidatos o partidos políticos, toda vez que el próximo 5 de julio se llevarán a cabo comicios electorales en nuestro país y los contendientes buscan el voto de los cristianos al saber que definen una elección.

Sin embargo, han sido los mismos aspirantes a cargos de elección popular y dirigentes partidistas quienes buscan a los distintos representantes, líderes y pastores de las Asociaciones Religiosas evangélicas pues saben de antemano que son los cristianos quienes emiten su voto como una manera de dar testimonio de sujeción a las autoridades y como un deber ciudadano.

Los partidos dela Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), al cual pertenece el Presidente Felipe Calderón, han llevado a cabo reuniones con pastores y líderes para buscar el llamado “voto corporativo” de los evangélicos, sin que hasta el momento se logre una homogeneidad a nivel cupular.

Este fin de semana, la Dirección de Asuntos Religiosos de Gobernación envió una carta personalizada a los pastores en donde les recuerda la prohibición legal que tienen como ministros de culto para favorecer o desalentar el voto a favor o en contra de un partido o candidato, como ha sucedido en repetidas ocasiones en Municipios, Estados e incluso en los comicios federales cuando resultó ganador el actual Presidente Felipe Calderón.

Se sabe que varios pastores evangélicos han sido sancionados por la autoridad, luego de que indujeron el voto a favor de candidatos de su misma fe, o que habían favorecido a los cristianos con materiales para construcción, o simplemente llevados por las promesas de campaña que ellos hicieron.

Por su parte, los más activos en la política han sido los jerarcas de la Iglesia Católica, quienes se han atrevido a prohibir el voto en contra del Partido de la Revolución Democrática desde el púlpito, ya que, dicen, “alienta la cultura de la muerte” por alentar la eutanasia, el aborto, la legalización de las drogas y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Se desconoce hasta ahora el monto de las sanciones económicas, o de otra índole, a que han sido acreedores los sacerdotes, obispos, arzobispos o el cardenal, por haber hecho declaraciones a favor o en contra de contendientes electorales.

También se sabe de pastores de Iglesias de corte Pentecostal que tienen como lema: “a Dios orando y por el PRI votando…”, ya que este partido ha sido, por tradición, con el que más se han identificado las congregaciones de zonas rurales y han sido favorecidos con materiales para la construcción de sus templos.

La Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en su Artículo 29, menciona que está prohibido para los pastores “asociarse con fines políticos, así como realizar proselitismo o propaganda de cualquier tipo a favor o en contra de candidato o partido político alguno”, lo que para algunos ministros de culto viola su libertad de asociación y de expresión, consagradas en la Carta Magna.
Fuente:Cristianos.com
Publicar un comentario