sábado, 20 de junio de 2009

EL ORIGEN DE UNA CREENCIA.


Muchos de nosotros seguramente se ha preguntado de donde sale la creencia de que las mujeres embarazadas si se fijan en cualquier animal, persona u otra cosa, la criatura que lleva en su vientre saldrá igual a la persona en la cual se fijo. Pues bien como podremos observar la Biblia es el libro por excelencia en el que encontramos la respuesta a todas las cosas.

En Génesis capitulo 30 versículo 37 leemos: Tomo entonces Jacob varas verdes de álamo, de avellano y de castaño, y labro en ellas unas franjas blancas, descubriendo así lo blanco de las varas. 38. Puso las varas que había descortezado delante del ganado, en los canales de los abrevaderos adonde venían a beber agua las ovejas, las cuales procreaban cuando venían a beber agua. 39. Asi concebían las ovejas delante de las varas, y parían borregos listados, pintados y salpicados de diversos colores.
41. Y sucedía que cuantas veces se hallaban en celo las ovejas mas fuertes, Jacob ponía las varas delante de ellas en los abrevaderos, para que concibieran a la vista de las varas.
Fuente: La Biblia.
Publicar un comentario