miércoles, 17 de junio de 2009

El lado oscuro de las estrellas


En la cárcel. Destacadas personalidades vinculadas al mundo del entretenimiento han pasado largas temporadas en los recintos carcelarios, luego de ser encontradas culpables de cometer asesinatos

El caso del excéntrico productor musical Phil Spector, quien recientemente fue condenado a 19 años de prisión luego de que fuera encontrado culpable de asesinar a Lana Clarkson, una actriz de producciones serie B, es una prueba de que también las estrellas en lo más recóndito de su ser tienen su lado oscuro.

Al igual que Spector, muchos son los famosos que a pesar de su trabajo y su curriculum tienen una mancha en su pasado, por la que se les recuerda.

Pese a que estas estrellas lo tienen todo: fama, fortuna, dinero, éxito y el mundo a sus pies, ellos también han mostrado lo más abominable de su naturaleza, que en el peor de los casos los ha llevado a atentar contra la vida de sus semejantes.

En el “show business” hay historias tan espeluznantes como la de James “Jim” Gordon, que son capaces de erizar los pelos. Este músico y compositor estadounidense, coautor de la famosa canción “Layla” y uno de los más solicitados en las décadas de 1960 y 1970, empezó a tener alucinaciones y a oír voces a finales de los años 70. Por desgracia, sus médicos le trataron el alcoholismo y no la esquizofrenia que padecía.

Es así como en junio de 1983, Jim asesinó a su madre con un martillo, pues pensaba que se trataba del diablo.

Por este hecho, el músico aún sigue cumpliendo su condena en un hospital psiquiátrico.

Leadbelly

El compositor y músico Huddie William Ledbetter es reconocido como un prolífico autor, cuyas canciones han sido interpretadas por importantes artistas.

Leadbelly pasó varias temporadas en la cárcel acusado de agresión y de asesinato. Se sabe que estuvo en una prisión de Texas acusado de agresión; se escapó en 1916. Dos años después retorna a la prisión a cumplir una condena de 20 años por asesinato. Siete años después recupera la libertad por buena conducta. En 1939 regresa a la prisión acusado de asalto. Sale un año después.

Otro caso

En 1961, el actor y cantante Spade Cooley fue acusado de asesinar a su segunda esposa, Mae Evans, luego de que ella le expresara su deseo de divorciarse. El músico mató de una paliza a su mujer cuando se encontraba en total estado de ebriedad.

Estos casos y otros tantos que hay demuestran que a pesar de su fama, los artistas, al igual que cualquier simple mortal, también han sido presa de los más bajos instintos.

Zoom

Escándalo

Fatty Arbuckle

Este actor cómico estadounidense fue acusado de violar con una botella a Virginia Rappe, quien aspiraba a ser actriz. Fatty siempre negó la acusación.

Las claves

1. Jim Gordon

Este importante músico y compositor, que llegó a trabajar con John Lennon, Eric Clapton, George Harrison o Frank Zappa, sufrió de paranoia y esquizofrenia. Esta enfermedad le llevó en 1983 a matar a su madre con un martillo, pensando que se trataba del demonio.

2. Spade Cooley

Conocido como el “Rey del Western Swing”, tuvo una enorme popularidad en la década de 19t40. En 1961 fue acusado de asesinar a su esposa Mae Evans, después de que ella le pidiera el divorcio. Se cuenta que el hecho ocurrió delante de la hija del actor.

3. Skylar Deleon

Este actor, de 29 años, que llegó a ser uno de los “Power Rangers”, fue acusado de asesinar a una pareja a la que supuestamente le compraría un yate. También fue acusado de matar a un hombre. Los reportes indican que fue sentenciado a la pena de muerte.

4. Little Willie John

Fue un famoso cantante de Rythm &Blues; es considerado un precursor de la música soul. Una de sus canciones emblemáticas es “Fever”. En 1966 fue declarado culpable de homicidio, tras apuñalar a una persona, luego de dar una actuación en Seattle.

5. Sid Vicious

Fue bajista del grupo Sex Pistols; es considerado un icono del punk. El músico fue acusado de asesinar a su novia Nancy Spungen, quien fue muerta de una puñalada en el abdomen. El hecho ocurrió el 12 de octubre de 1978 en la habitación 100 del hotel Chelsea en Nueva York. Sid dijo que no tenía ningún recuerdo de haberlo hecho.
Fuente:Hoy Digital.
Publicar un comentario